Carteles de Sinaloa, del Golfo y los Zetas extienden sus rutas de droga por Ecuador, según Departamento de Estado de EE.UU.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 84
Triste 13
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 14
Redacción Elcomercio.com
9 de marzo de 2016 12:27

El Departamento de Estado dice que los carteles mexicanos de Sinaloa, Del Golfo y Los Zetas amplían sus vuelos y rutas para transportar dinero a Ecuador y cocaína hacia México y Centroamérica. Así reza en el informe anual 2016 sobre la estrategia del control internacional de narcóticos, que el Departamento de Estado envió al Congreso de EE.UU.

En el capítulo Ecuador, Washington destaca que la vulnerabilidad del país parte de su ubicación geográfica entre Perú y Colombia, los mayores productores de cocaína del mundo. Asimismo, resalta que en Ecuador no se han desarrollado cultivos ilícitos.

Lea aquí el informe completo del Departamento de Estado en Inglés.

A continuación, la traducción en Español del informe sobre la estrategia del control internacional de narcóticos del Departamento de Estado.

A. Introducción

Situado entre dos de los países productores de cocaína más grandes del mundo, Ecuador es un país importante para el tránsito de narcóticos ilegales. La cocaína y la heroína de Colombia y Perú se trafican por medio de porosas fronteras y rutas marítimas para distribución en los Estados Unidos y Europa. Si bien no existe una gran producción de droga en el país, Ecuador es un país de tránsito para precursores químicos para el procesamiento de narcóticos ilegales y también es vulnerable al crimen organizado por la debilidad de las instituciones públicas, las fronteras permeables y la corrupción. La policía ecuatoriana las Fuerzas Armadas y lo judicial carecen de suficientes recursos para enfrentar los crímenes transnacionales que enfrentan. Elementos del gobierno ecuatoriano se mantienen comprometidos a reducir el suministro de drogas, aunque los líderes máximos del país dan más importancia a la reducción de la demanda y a abordar el aspecto de la salud pública sobre el tema. El consumo doméstico de drogas está aumentando y las instalaciones públicas de tratamiento son insuficientes para tratar a la población ecuatoriana que sufre de trastornos por el uso de sustancias, un problema que probablemente se compone por la descriminalización de la posesión personal y consumo de la mayoría de narcóticos, alucinógenos y estimulantes del 2014.

B. Logros del control de drogas, políticas y tendencias

1. Desarrollo institucional

El gobierno ecuatoriano es consciente de los efectos perjudiciales del tráfico de drogas y el crimen organizado transnacional el todo el país. Durante el 2015, las autoridades ecuatorianas arrestaron a 8 386 individuos por crímenes relacionados al tráfico comparado con los 4 1116 arrestos hechos durante todo el 2014. En el 2015, los Estados Unidos dieron únicamente un apoyo logístico y operacional modesto para apoyar a las operaciones antinarcóticos del Ecuador. El INL (International Narcotics and Law Enforcement Affairs) del Departamento de Estado de Estados Unidos cesó sus operaciones en Ecuador en septiembre del 2014.

La constitución del 2008 del Ecuador categoriza el uso de drogas como un problema de salud pública y demanda que el Gobierno desarrolle programas de prevención y provea de opciones de tratamiento y rehabilitación para las personas que tienen un trastorno de uso de sustancias. En diciembre de 2013 la Asamblea Nacional aprobó un nuevo Código Penal (Código Orgánico Integral Penal) que entró en uso en agosto de 2014. Mientras el nuevo código aumentaba las penas para la mayoría de crímenes, despenalizaba el uso y la posesión de cantidades relativamente pequeñas de narcóticos.

El COIP creó una diferenciación entre posesión y tráfico de drogas en la que portar cantidades mayores equivale a mayores sentencias en prisión. Luego de que se demostrara que la legislación original no era eficiente para combatir el tráfico de drogas el Consejo Nacional de Control de Sustancias Psicotrópicas y Estupefacientes (Consep) lanzó una nueva tabla para las penalidades relacionadas con drogas. En septiembre de 2015 esta tabla reducía drásticamente la cantidad mínima de narcóticos requeridos para activar cada nivel de la pena. El Ministerio del Interior del Ecuador ha invertido en desarrollar capacidades tecnológicas con el fin de apuntar a los traficantes de narcóticos, esto incluye un laboratorio especial de criminalística en Quito que se completó en el 2014. El laboratorio provee a la policía con herramientas para catalogar y buscar récords de huellas dactilares y realizar exámenes de ADN e investigaciones de toxicología. Un segundo laboratorio se inauguró en Guayaquil en Octubre de 2015.

El gobierno de Ecuador tiene acuerdos bilaterales antinarcóticos con varios países de la región, incluidos los Estados Unidos. Estados Unidos y Ecuador tienen acuerdos de medidas para prevenir la desviación de sustancias químicas en los que comparten la información sobre transacciones monetarias que sobrepasan los USD 10 000, el contrabando de migrantes y el la trata de personas como cuestiones de asistencia mutua. La Guardia Costera de Estados Unidos y las autoridades marítimas ecuatorianas también ejercen los Procesos Operacionales Marítimos que coordinan el apresamiento de barcos que dicen ser de nacionalidad ecuatoriana en aguas internacionales. El gobierno de Ecuador suspendió unilateralmente este acuerdo por seis meses en 2014 antes de reactivarlo en agosto de este año. Entre agosto de 2014 y el 31 de diciembre de 2015, el uso de los procedimientos operacionales reactivados resultó en algunas de las operaciones fronterizas antinarcóticos más exitosas hechas por la USCG en el mundo que incluyeron el abordaje de 87 buques sospechosos de tráfico y la confiscación de 28 millones de toneladas de cocaína.

Los Estados Unidos y el Ecuador son parte de un tratado de extradición que entró en vigor en 1873 y un tratado complementario que entró en vigor en 1941. Sin embargo, la Constitución de Ecuador prohíbe la extradición de ciudadanos ecuatorianos y los Estados Unidos y el Ecuador no tienen una relación significativa de extradición. Los Estados Unidos y Ecuador no tienen un tratado de asistencia judicial recíproca, pero ocasionalmente cooperan bajo la Convención Interamericana sobre Asistencia Mutua en Materia Penal.

2. Reducción de la oferta

Ecuador continúa siendo el mayor país de tránsito para los envíos de cocaína por rutas terrestres, aéreas y marítimas y envíos de heroína por medio de aire y correo. Los traficantes de drogas utilizan varios métodos para mover los envíos, incluyendo embarcaciones de cargo, botes de pesca pequeños, semisumergibles y submarinos, botes rápidos, aeronaves, humanos y correo. Organizaciones criminales transnacionales incluidos los carteles de los Zetas, Sinaloa y del golfo y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), operan en Ecuador. Los carteles mexicanos usan cada vez más aeronaves privadas y rutas clandestinas para transportar dinero a ecuador y cocaína hacia México y Centroamérica.

En el 2015 la mayoría de las actividades ecuatorianas antinarcóticos se enfocaron en combatir el tema de salud pública de la dependencia de las drogas. En marzo, el Ministerio del Interior creó un plan para abordar esta cuestión estableciendo unidades anti microtráfico que se enfocan en traficantes de calle. La disponibilidad de drogas continúa creciendo. Ecuador ha hecho mejoras notables en sus capacidades de vigilancia de la frontera norte. El monitoreo de video se usa en puntos estratégicos en Esmeraldas, Lago Agrio, Ibarra y Tulcán.

Las estadísticas policiales oficiales indican que las incautaciones de cocaína aumentaron en 2015 con respecto a 2014. Las autoridades ecuatorianas incautaron 59 millones de toneladas en 2015 (incluyendo la base de cocaína), superando los 50 millones de toneladas incautadas durante el 2014. La policía también incautó 159 kilogramos de heroína en comparación con 195,3 y 13 millones de toneladas de marihuana en comparación con los 1,53 millones de toneladas en el 2014. Es de destacar que los informes sobre incautaciones de Ecuador incluyen los reportes de las incautaciones hechas en locaciones extranjeras de embarcaciones que partieron de puertos ecuatorianos. En el 2015 esto representó 2,2 millones de la cocaína incautada informada.

Las incautaciones marítimas aumentaron significativamente en 2015, a pesar de la falta de recursos de la Armada del Ecuador. Las operaciones marítimas antinarcóticos ecuatorianas en el 2015 incluyeron al menos tres derribos independientes exitosos incluyendo una operación en febrero en la que la Guardia Costera Ecuatoriana y la Marina interceptaron el barco de pesca Jack Mar cerca de las Islas Galápagos, apoderándose de 2,3 toneladas de cocaína y deteniendo a nueve sospechosos.

Los traficantes de droga continúan usando el cargo y los contenedores de envío para sacar la droga de Ecuador, a menudo ocultando la droga en carga lícita. El puerto de Guayaquil es un importante centro de transbordo para la cocaína sudamericana que se oculta en carga en contenedores que tienen como destino Europa. A pesar del hecho de que la autoridad portuaria, Contecon, emplea medidas de seguridad relativamente robustas en sus instalaciones, solo el 20% de las exportaciones en contenedores son inspeccionadas. Mientras tanto, los traficantes siguen pasando líquidos químicos (incluyento éter) de Ecuador a Colombia y Perú para el procesamiento de Cocaína.

El reporte mundial de Drogas del 2015 elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas para las Drogas y el Crimen (Unodc) no reportó un cultivo significante de coca en Ecuador. Las autoridades ecuatorianas han detectado pequeños cultivos de coca y opio en la frontera norte. La policía o los militares erradican inmediatamente las plantaciones de coca u opio cuando las descubren, aunque casi todas las plantas de opio son salvajes y no son cultivadas para la producción de heroína. En el 2015 el gobierno erradicó 30 152 plantas de opio 45 266 plantas de coca y 31 plantas de marihuana.

La producción y el consumo de drogas sintéticas no es un tema de gran preocupación para las autoridades ecuatorianas. En abril de 2015, un grupo fue arrestado en Colombia por traficar drogas sintéticas a América del Sur, incluyendo Ecuador. Ecuador reportó a la Unodc que algunas de las nuevas sustancias psicoactivas fueron detectadas en el país, pero la información de la situación de drogas sintéticas en Ecuador permanece siendo anecdótica.

3. Información pública, prevención y tratamiento

Ecuador tiene un creciente problema de abuso doméstico de drogas. La Unodc lleva a cabo programas de prevención de drogas y de reducción de demanda en el Ecuador con fondos de los Estados Unidos y otros donantes internacionales. De acuerdo con datos de la Unodc, la edad media de los usuarios de los usuarios de que se inician en las drogas aumento de los 13.7 años de 2010 a 14. 4 en 2014. Todos los que se encuentran detenidos por un tema relacionado a las drogas tienen derecho a recibir tratamiento según la Constitución Ecuatoriana, pero los recursos e instalaciones de tratamiento siguen siendo insuficientes. A diciembre de 2013 existían 15 centros ambulatorios de tratamiento de drogas financiados con fondos públicos y no existían facilidades de tratamiento de drogas que funcionen como internados públicos en Ecuador. Otras opciones de tratamiento, como las 198 facilidades privadas que ofrecen alternativas de tratamiento de drogas tienen en la mayoría de los casos un costo prohibitivo.

La coordinación de los programas de prevención del abuso de sustancias es responsabilidad del Consep, la agencia gubernamental responsable de desarrollar e implementar las políticas de control de drogas en Ecuador.

4. Corrupción

El gobierno de Ecuador no alienta o facilita la producción ilícita o distribución de narcóticos u otras sustancias controladas o el lavado de activos de transacciones relacionadas a drogas ilegales. El nuevo Código Penal de Ecuador aumentó las penas para los oficiales del gobierno que impidan la persecución de los traficantes de drogas y fortalece la definición de conspiración.

La corrupción relacionada a narcóticos continúa siendo un problema entre las fuerzas de seguridad. En enero de 2015 dos oficiales de policía fueron asesinados y otros resultaron heridos en un tiroteo mientras intentaban prevenir que oficiales que se encontraban fuera de servicio transporten un envío de marihuana en Esmeraldas. En marzo, 63 oficiales fueron dados de baja luego de no pasar la prueba del polígrafo relacionada al evento.

Varias entidades gubernamentales son responsables de recibir e investigas las quejas de corrupción, pero las limitaciones de recursos y la presión política en general conducen a una falta de enjuiciamiento.

C. Objetivos nacionales, cooperación bilateral e iniciativas de política en Estados Unidos

Previo al 2014, el enfoque principal de la asistencia gubernamental de Estados Unidos era mejorar las capacidades y los recursos de la policía, las Fuerzas Armadas y las agencias judiciales de Ecuador, permitiéndoles combatir las organizaciones criminales transnacionales involucradas en tráfico de narcóticos y lavado de dinero. Estas operaciones coordenadas resultaron en daños sostenidos a los anillos de tráfico de drogas y ayudaron a fortalecer la soberanía de Ecuador y la seguridad nacional.

La obligación del cierre de la Oficina de Cooperación de Seguridad de la Embajada de Estados Unidos en 2014 por parte del gobierno de Ecuador redujo la colaboración entre Estados Unidos y Ecuador contra las drogas ilegales. Además, el cese de programas de la INL y la USAID en 2014 disminuyó la colaboración en programas destinados a mejorar las condicione económicas y reducir el tráfico de drogas ilícitas. A pesar de estos contratiempos, los Estados Unidos continúan apoyando a las fuerzas de seguridad de Ecuador de manera limitada. Ecuador participa anualmente en la cumbre multilateral antidroga que es patrocinada por la Guardia Costera de Estados Unidos, lo que mejora la cooperación bilateral en la lucha contra el tráfico marítimo de drogas y mejora el enjuiciamiento de los casos de tráfico marítimo.

En 2015, los Estados Unidos apoyaron programas de prevención en coordinación con el Ministerio del Interior de Ecuador, el Ministerio de Educación, el Consep, la Organización Internacional de Migración y otras entidades gubernamentales que se dirigen a generar conciencia sobre el abuso de las drogas.

Ecuador está haciendo esfuerzos para mejorar la cooperación antinarcóticos en las fronteras con Colombia y Perú. Ecuador y Colombia coordinaron exitosamente operaciones antinarcóticos en el 2015. El 20 de julio, las autoridades ecuatorianas capturaron al traficante colombiano Diego Mauricio M.R. (El Paisa), el tercer hombre más buscado en Colombia. Él fue extraditado a Colombia en ese mismo mes. Ecuador ha aumentado la información marítima que comparte con Colombia y Perú pero se necesita más trabajo en intercambio de inteligencia. Los Estados Unidos continuarán trabajando con la policía y los oficiales de seguridad ecuatorianos para aumentar su capacidad de interdicción en el océano y en las facilidades portuarias.

D. Conclusión

Los Estados Unidos apoyan los esfuerzos antinarcóticos de Ecuador y alienta a Ecuador a poner una mayor prioridad en la interdicción de drogas ilícitas y el control de precursores químicos tanto en tierra como en el mar.

Con una fuerte disminución en la asistencia financiera de Estados Unidos, Ecuador necesitará dedicar fondos adicionales para que los esfuerzos antinarcóticos estén a la par de los retos que continúan creciendo. La administración de Correa debería esforzarse en argumentar la capacidad de la policía y el ejército a través de la adquisición de equipos destinados a la detección del contrabando y proveer de entrenamiento adicional para la policía y las Fuerzas Armadas.

Si bien la aplicación del Código Penal de 2014 ofrece nuevas herramientas para que los agentes del orden lleven a cabo operaciones de vigilancia, la falta de formación de investigación reglamentada sigue limitando la capacidad del Ecuador para procesar con éxito la delincuencia transnacional. Las revisiones hechas durante el 2015 al Código Penal muestran el compormiso de Ecuador a reducir y combatir el tráfico de drogas. Ecuador necesita proveer suficientes recursos para implementar estos cambios en su sistema legal si se trata de aumentar interdicción, investigación y represión de la delincuencia transnacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)