22 de marzo de 2016 22:52

Industriales de alimentos esperan conocer proyecto tributario antes de pronunciarse

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Sofía Ramírez

La Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos y Bebidas (Anfab) está a la espera del proyecto de reforma tributaria a las bebidas alcohólicas, cigarrillos y bebidas azucaradas para evaluar el impacto que generaría en el sector.

El gremio está dispuesto a contribuir con análisis o propuestas a la medida que se pretende implementar, anota un comunicado de prensa enviado este martes, 22 de marzo del 2016

El lunes 21 de marzo del 2016 representantes del sector de las bebidas se reunieron para analizar la iniciativa anunciada por el presidente Rafael Correa el pasado viernes 18 de marzo.

Según Alexis Mera, secretario jurídico de la Presidencia de la República, se espera tener listo el texto del proyecto fiscal hasta el viernes 25 de marzo. La propuesta, que se enviará con carácter de económico urgente a la Asamblea, se pretende recaudar unos USD 300 millones.

La industria de alimentos y bebidas generó unos USD 5 000 millones en los últimos cuatro años, según Anfab, que reúne a 68 empresas de este sector en el país.

Esta industria genera más de 252 000 empleos directos y 1 millón de plazas de trabajo indirectos, según datos del mismo gremio.

Otros países implementaron o están por aplicar impuestos en bebidas azucaradas para reducir los índices de obesidad.
George Osborne, ministro de Finanzas de Reino Unido, mencionó hace una semana que se creará un nuevo impuesto a las bebidas azucaradas.

Old Jamaica Gingeer Beer Extra Fiery, Coke Cherry, Pepsi Cola, Red Bull, Coca Cola, 7-Up y otras figuran entre las marcas que pagarán ese impuesto en ese país.

El proyecto, anticipó Osborne, busca gravar a aquellas bebidas que tengan más de cinco gramos de azúcar por cada 100 mililitros. Los jugos de frutas y bebidas lácteas estarían exentos de este impuesto, informó la BBC, en su portal web.

México fijó un impuesto a las bebidas azucaradas en el 2014, mientras que Dinamarca gravó a la comida "chatarra".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)