28 de junio del 2016 00:00

La industria automotriz registra 908 plazas de trabajo menos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 52
Triste 10
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Negocios
(I)

Los puestos de trabajo en el sector ensamblador y autopartista ecuatoriano se redujeron en 908 plazas, al pasar de 7 152 en el 2014 a 6 244 el año pasado, según la Cámara de la Industria Automotriz Ecuatoriana (Cinae).

El principal factor que explica esta baja es la caída de la demanda de vehículos nuevos debido a la contracción de la economía y las bajas expectativas de los compradores respecto a conservar su empleo. En consecuencia, el sector automotor registra una menor producción de unidades en el país.

Mientras que el 2014 se produjeron 62 689 unidades, durante el año pasado se ensamblaron 48 926 autos, lo cual equivale a una caída del 22%. Y entre enero y mayo de este año se registró un nuevo bajón del 58% en la producción.

El director de la Cinae, David Molina, detalló que el país tiene una capacidad de producción que llega a aproximadamente a 120 000 vehículos entre las cuatro ensambladoras que operan en el país: Omnibus BB, Aymesa, Ciauto y Maresa. Esta última, sin embargo, está parada desde diciembre del año pasado, a la espera de nuevos proyectos de ensamblaje. “Llegaremos a la fabricación de 25 000 vehículos este año”, enfatizó el representante gremial.

La industria automotriz opera a solo una tercera parte de su capacidad total. El resultado ha sido el encarecimiento de la cadena productiva, que incluye otros sectores como la metalmecánica, de caucho, vidrios, electrónica, entre otros, dijo Molina.

Según la Cinae, la tendencia de la caída de ventas de vehículos en el país tocó fondo en enero pasado. En los meses siguientes empezó a subir y alcanzó un pico en mayo pasado, aunque no llega a los niveles de años pasados.

En mayo hubo mayores ventas porque muchos compradores adelantaron la adquisición del vehículo para no pagar el incremento de dos puntos en el IVA, que comenzó a correr desde junio.

Molina espera que para este mes también se registre una mejora en la comercialización de autos fabricados en el país por la exoneración del 5% del ICE en los CKD que no habían sido desaduanizados hasta el 25 de abril pasado.

La Cinae, además, tiene registros de la venta de autos usados con base en los datos del SRI. Según este registro, la caída en la compra de vehículos de segunda mano es del 9% entre enero y mayo del 2016 respecto al mismo período del año pasado. Es decir, que si bien cayeron las ventas de usados, no lo han hecho al ritmo de los vehículos nuevos ni tampoco de los autos ensamblados en el país.

“Como vemos en los datos, no es que la gente dejó de comprar autos nuevos para comprar autos usados. Es un problema de demanda porque también han caído los usados”, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)