16 de mayo de 2016 09:59

La industria aún se afecta por las salvaguardias generales

Fotografía en un centro comercial de Quito captada el  14 de marzo del 2015, una vez vigentes las salvaguardias. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Foto referencial. Las maquinarias, la industria textilera y los comerciantes pesqueros se ven afectados por las salvaguardias.  Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 69
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 1
Carolina Enríquez
Carolina Enríquez.  
Redactora (I)

Las industrias del país continuarán sintiendo los efectos de las salvaguardias pese al desmonte total de un grupo de partidas arancelarias.

El pasado 29 de abril, el Comité de Comercio Exterior adoptó la Resolución 6, a través de la cual se dilató por un año la eliminación del mecanismo para 2 236 partidas que mantienen sobretasas del 15%, 25% y 40%.

Hasta enero de este año estas últimas tenían 45%, pero se desgravaron parcialmente. Además, se levantó la sobretasa del 5% que tenían 725 partidas, que incluye principalmente materias primas e insumos.

Algunas de las partidas en este grupo son almidones, semimanufacturas plásticas, hilados, textiles de fibras naturales, productos laminados, equipo de elevación y manipulación de piezas, etc.

Un total de 470 artículos de la industria textil se desmontaron. Javier Díaz, presidente de la Asociación de Industrias Textiles del Ecuador, explicó, sin embargo, que continúan gravadas alrededor de 12: máquinas de coser, insumos para acabados en telas, material para sublimar prendas y repuestos de maquinarias.

“Inmediatamente (a partir de la ampliación) tuvimos una reunión con el Gobierno para ver si es que, al menos, en insumos, maquinaria y repuestos se puede hacer un desmonte en junio. Conversamos de eso ayer (el martes 3 de mayo)”.
El ministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Cassinelli, respondió, hace dos semanas, que ante la situación del sector externo las medidas que se aplican son necesarias y son para todos, pero que siempre pueden existir personas beneficiadas y perjudicadas.

La industria pesquera es una de las que sigue impactada por las sobretasas. Bruno Leone, presidente de la Cámara Nacional de Pesquería, explicó que se mantienen los aranceles adicionales para tuberías de hierro, planchas, repuestos para calderos, maquinaria, etc. Están en diferentes niveles.

“Son bienes de capital que se necesitan para la industria. (…) el continuo cambio de reglas de juego no permite que la gente se ordene, no se sabe qué mismo hacer y en ese tiempo se pierde mercado, etc.”.

Al segmento atunero también le preocupa el impacto que pudiera tener la ampliación de las salvaguardias en el acuerdo con la Unión Europea (UE). Para las ventas de este sector ese destino es clave.

Desde el pasado viernes, hasta el 20 de mayo, Casinelli se encuentra de gira por Europa para impulsar el acuerdo. Él considera que la ampliación no tendría por qué impactar. Para junio, por su parte, el país participará en una reunión en la Organización Mundial de Comercio (OMC), en Ginebra, para analizar la medida.

Cuando se aplicaron las salvaguardias, en marzo del 2015, alrededor de 600 partidas eran bienes de capital y 900 materias primas. Según el Gobierno, estas tenían los niveles arancelarios más bajos para no afectar a la industria nacional.

Sin embargo, las industrias aseguran que sí existen productos con niveles altos, particularmente de maquinaria.

En el sector metalmecánico todavía se encuentran gravados artículos como ángulos, tes, vigas, correas, entre otras. Alrededor de 97 partidas vinculadas con el sector se gravaron con sobretasas, pero desde la Federación de Industrias Metalmecánicas (Fedimetal) se calcula que entre siete y nueve les impactan.

Pero, Guillermo Pavón, representante del sector, explicó que en general hay una amplia gama de artículos nacionales de calidad que pueden reemplazar productos importados.

Info Negocios
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)