31 de agosto de 2016 15:46

Indignación en México por visita de Trump a presidente Peña Nieto

Un grupo de personas protesta hoy, miércoles 31 de agosto de 2016, previo a la visita candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, para reunirse con el mandatario de México, Enrique Peña Nieto, en la residencia Oficial de Los Pi

Un grupo de personas protesta el miércoles 31 de agosto de 2016, previo a la visita de Donald Trump, para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto, en la residencia Oficial de Los Pinos, en Ciudad de México. EFE/

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La visita a México del controvertido candidato republicano a la presidencia estadounidense, Donald Trump, despertó indignación entre políticos, analistas y ciudadanos, mientras que al presidente Enrique Peña Nieto le llovían críticas por recibir a quien forjó su campaña a punta de insultos contra los mexicanos.

Video: Youtube / Canal: Gobierno de la República

El avión de Trump llegó a las 13:09 locales (18:09 GMT) al aeropuerto de Ciudad de México antecedido de una oleada de críticas contra Peña Nieto por invitar a Trump, quien con este viaje busca mostrar a su electorado que no es xenófobo pese a sus destempladas declaraciones contra los inmigrantes.

Desde el arranque de su campaña, Trump causó un escándalo regional al afirmar que los inmigrantes mexicanos son violadores y narcotraficantes, que le quitan el trabajo a los estadounidenses y que construirá una gran muralla a lo largo de la kilométrica frontera binacional.

Aunque Trump ha moderado su postura al abogar por una política “justa y humana”, los mexicanos no olvidan la dureza de su retórica y desdeñan a Peña Nieto por invitarlo a un encuentro, que se llevará a cabo este mismo miércoles en la residencia presidencial Los Pinos.

“Dudosa forma del presidente Enrique Peña Nieto de defender el interés de México y connacionales en elección de Estados Unidos” , dijo a la AFP el presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano.

En la misma línea, el presidente del Senado, Roberto Gil, estimó en Twitter que la visita de Trump “legitima su propuesta de demagogia y odio”.

“Nos amenaza con guerra y muros, pero le abrimos palacio nacional”, lamentó.

Apenas el avión del magnate había aterrizado un centenar de personas se manifestaban en el emblemático Ángel de la Independencia para mostrar su repudio.

“Trump go home y llevate a Peña”, se leía en una de las pancartas mientras que una actriz cómica, enfundada en un traje rojo con capa de su personaje Super Zape, iba de un lado a otro dando “zapes” (manotazos en la nuca) “para desapendejar (desatontar) a los políticos, empezando por Peña Nieto”.

“No sé cómo se le ocurre invitar a Trump”, dijo a la AFP Leye Nedvedovich, la actriz que encarna a Super Zape, mientras Carmen Rodríguez, ama de casa de 70 años, se decía “indignada de que el presidente invitara a un tipo que nos insulta y nos trata de criminales”.

En su quinto año de mandato, Peña Nieto atraviesa su peor momento de aprobación con un mínimo de 23%, según una reciente encuesta del diario Reforma.

 'No es bienvenido'

A lo largo de la campaña de Trump, ministros y excancilleres mexicanos le han tildado de “absurdo” , “mente estrecha” y “prejuicioso” -e incluso Peña Nieto comparó su discurso con los de Benito Mussolini y Adolf Hitler-, pero el presidente mexicano ablandó su postura a finales de julio y propuso un “diálogo franco y abierto” con Trump y Clinton.

Y al confirmar su cita con Trump, aseguró que busca “promover los intereses de México en el mundo y, principalmente, para proteger a los mexicanos donde quiera que estén".

Pero de mostrarse blando con el candidato republicano, Peña Nieto podría ser considerado “un traidor", estimó para CNN el expresidente mexicano Vicente Fox, quien desde hace tiempo sostiene una acérrima hostilidad contra el magnate.

De su lado, excanciller mexicano Jorge Castañeda aseguró que “sin una disculpa pública de Trump a todos los mexicanos por lo que ha dicho, no es alguien que sea bienvenido en México y menos en Los Pinos, sobre todo que no es un jefe de Estado”.

“Aunque lo hayan invitado, sepa que no es bienvenido. Los mexicanos tenemos dignidad y repudiamos su discurso de odio”, escribió a Trump Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón (2006-2012) y posible futura candidata a la presidencia por el conservador Partido Acción Nacional.

'Se necesita más que una visita'

Por su parte, el grupo parlamentario del izquierdista Partido de la Revolución Democrática emitió un comunicado en el que considera que “Peña Nieto comete un grave error político al dejarse utilizar y servir a los intereses electorales de este mentiroso antimexicano”.

Castañeda coincide en que esta reunión “le pone en bandeja a Trump una oportunidad de recuperarse en las encuestas, por tantas barbaridades que ha dicho”.

La visita de Trump a México ocurre el mismo día en que celebrará un mitin en Arizona (suroeste de EE.UU.) en el que debe referirse a su posición sobre los cerca de 11 millones de inmigrantes indocumentados, la mayoría mexicanos.

Pero Clinton volvió a la carga el miércoles durante un discurso en Ohio, al reiterar que su contrincante no tiene ni la experiencia ni la personalidad para asumir el control de la Casa Blanca.

“Se necesita más que intentar borrar un año de insultos e insinuaciones con una visita de unas cuantas horas a nuestros vecinos antes de volver a casa”, fustigó.

Para Castañeda, la visita de Trump a México carece de lógica, “a menos que se haya negociado que pida perdón y que saliendo de Los Pinos haya un comunicado conjunto y (...) que llegando a Arizona haga un discurso donde diga que ya no va a insistir en el muro, que ya no lo va a construir".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)