16 de March de 2015 21:20

Los indígenas, con dos posiciones ante la marcha

El Presidente brindó con Viviana Bonilla, Antonio Vargas y Miguel Lluco. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El Presidente brindó con Viviana Bonilla, Antonio Vargas y Miguel Lluco. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 30
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 12
Estefanía Celi R.

El movimiento indígena se muestra dividido de cara a la jornada de protestas del jueves, convocada por los sectores sindicales. Mientras la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) se concentra en su sede y planifica la marcha, la fracción que es más cercana al Régimen presenta sus propias propuestas y descarta de plano una movilización.

Las actividades que los dos grupos realizaron ayer mostraron este panorama. La Conaie realizó nuevas actividades en la búsqueda de que se revoque la decisión que dio por terminado el comodato de su sede, mientras que el grupo más cercano al Gobierno participó en un almuerzo de trabajo con el presidente Rafael Correa.

De ambos lados aceptan que hay cierto grado de división, pero acusan diferentes causas. Jorge Herrera, presidente de la Conaie, cree que es simplemente un intento de separación sembrado desde Alianza País, por lo que llama a sumarse a la movilización del jueves.

Herrera no se opone a que “las bases” acudan a la cita con el Primer Mandatario, pues “tienen derecho a exigir”. Sin embargo, dice que quienes están más cercanos al Régimen están “desautorizados” para hablar sobre el tema político.

“Son organizaciones que exigen obras y programas, y eso no tiene que verse necesariamente como que están (actuando) aparte (de la dirigencia)”, dice.

Pero Severino Sharupi, uno de los dirigentes de los jóvenes de la Conaie, sí cree que hay una división que se evidencia en este tipo de actividades. Él señala que no conocían hasta ayer en la mañana sobre el almuerzo. “El Gobierno está aprovechándose de las necesidades que tienen las comunidades. Nosotros hemos sido claros con los presidentes de las provincias: deben plantear propuestas, pero en esos espacios no se pueden tomar decisiones sobre el tema extractivo ni aliarse con el Régimen o la derecha”, señala.

Por ello, el intento de crear “confrontación” dentro del movimiento indígena es uno de los puntos que lleva a la Conaie y a las organizaciones que la conforman a participar en la movilización. Pero no es la única demanda: el tema de la sede, la Ley de Tierras, la minería, las enmiendas constitucionales son también temas de preocupación que impulsan a esta movilización.

Desde la otra vereda, ven la situación de diferente modo. Los sectores cercanos a Alianza País dicen que la dirigencia no escucha a las bases y que por eso buscan el diálogo directo con el Ejecutivo, para concretar propuestas “de construcción”. Y descartan de momento participar en estos días en alguna manifestación, sea a favor o en contra del Régimen.

Abelardo Tucumbi, presidente de la Comisión de Redacción de las propuestas para el Gobierno, señaló que representantes de todos los pueblos y nacionalidades estuvieron presentes en la cita con Correa. Aseguró que esta propuesta ya fue presentada la semana pasada, en Santo Domingo de los Tsáchilas, a los asesores de la Presidencia. Pero no es un desconocimiento de la dirigencia de la Conaie sino un método alternativo para tratar los problemas con las autoridades.

Cerca de 100 representantes de diferentes pueblos y nacionalidades participaron en la cita con el Primer Mandatario, que se celebró en Carondelet.

Delia Caguana, dirigente de Chimborazo, prefiere ya no hablar sobre las diferencias dentro de movimiento indígena, pues es “ganar enemigos”, mientras que Franklin Columba, de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), asegura que la Conaie no es la única vocería y no abarca a todas las organizaciones sociales que trabajan con autonomía.

Él forma parte de la Alianza Indígena por la Revolución Ciudadana, que este sábado celebrará su primera Asamblea Nacional en Quito, en la Casa de la Cultura. En esa cita, esperan concretar oficialmente esta iniciativa de unidad y expresar su respaldo al Régimen.

Nuevo recurso para la sede

La Conaie presentó ayer un nuevo recurso de apelación, con el que buscan que se finalice el proceso de terminación del comodato para el uso de su sede, en el norte de Quito. El titular de la organización señaló que no se les ha indicado en qué tiempo pueden tener una respuesta al respecto.

Herrera además anunció que se han entregado cuatro cajas con documentos en la Contraloría, que realiza un examen especial sobre el convenio de comodato, celebrado en 1991 con el entonces Ministerio de Bienestar Social, ahora de Inclusión Económica y Social.

“La sede fue entregada como reparación de la relación que tiene el movimiento indígena con el Estado. Por eso luchamos”, dijo el dirigente.

Movilización 

El sector cercano al Régimen no realizará actividades; la Conaie sí se manifestará

En contexto

Los sectores sindicales preparan una marcha para el jueves, que se realizará desde las 16:00 en Quito y paralelamente en otras ciudades del país. La movilización tiene como principal eje la oposición a la propuesta de Código Laboral que impulsa el oficialismo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)