14 de agosto de 2015 11:30

Los indígenas heridos de la Conaie se recuperan en El Arbolito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 89
Triste 5
Indiferente 21
Sorprendido 1
Contento 28
Ana María Carvajal

El ambiente festivo y de expectativa que la mañana del jueves 13 de agosto del 2015 se vivía en el parque de El Arbolito cambió este viernes 14 por uno de silencio y preocupación.

Reunidos para conversar sobre lo que vivieron en la primera marcha en Quito por el Paro Nacional, la tarde del jueves, miembros de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) cuentan que caminaban tranquilos cuando un grupo de manifestantes intentó romper un cerco policial en la Plaza Chica, las calles Guayaquil y Espejo, a una cuadra de la Plaza Grande. Después todo fue confusión. Vieron a sus compañeros caer heridos en distintos puntos: la calle Guayaquil, la plaza de Santo Domingo, La Merced y San Francisco.

Por ejemplo, Medardo Chingolema, de la provincia de Bolívar, sufrió una quemadura de segundo grado en su pierna derecha, en la calle Cuenca, sector de San Francisco. "Solo sentí el calor y la gente quiso ayudarme pero no pudo. Solo me lancé al suelo y pide apagar y me quité el pantalón de ahí" relata. Un policía quiso ayudarlo pero en el camino se encontró con el doctor Carlos Figueroa, quien lo ayudó a llegar al Centro de Salud N°1, en la calle Rocafuerte.

Jorge Herrera, presidente de la Conaie, dijo que aún no hay un balance exacto de heridos y detenidos del movimiento indígena. Según Figueroa, se sabe que seis personas fueron atendidas en el hospital Eugenio Espejo, cuatro en el Hospital Enrique Garcés y dos en la Cruz Roja Ecuatoriana. Además, en la carpa de salud en el parque de El Arbolito se atendió a 30 heridos, con politraumatismos. Algunos necesitaron suturas en la cabeza y en la frente. La mayor parte de medicamentos fueron una donación del Colegio Médico de Pichincha. Hay antibióticos, analgésicos, antiespasmódicos y antigripales. Pero se necesitan gasas, vendas de gasa, analgésicos y antibióticos inyectables, dice Figueroa.

Figueroa y Herrera informaron que Salvador Quishpe, Carlos Pérez y Vicente Antuash se recuperan de golpes y heridas. Antuash continúa hospitalizado. Ahora planifican hacer un listado de todos los heridos y detenidos para presentar una denuncia internacional sobre violaciones a los derechos humanos.

En el parque la actividad empieza a reactivarse desde las 10:30. Algunos usan los micrófonos para animar a los manifestantes para continuar esta tarde con su protesta y a la demanda por el archivo definitivo del proyecto de enmiendas constitucionales se suma la libertad para las personas detenidas en la marcha del 13 de agosto.

La mayoría de indígenas se refugiaba bajo sus carpas y descansaba. Así evitaban también que un poco de ceniza del Cotopaxi que cae en el sector les afecte directamente. En la cocina, las mujeres intentaban proteger las ollas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (6)