14 de agosto de 2015 21:33

El movimiento indígena cerró su marcha con una invitación para una pambamesa este sábado

El segundo día de marchas por el Centro de Quito no tuvo enfrentamientos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El segundo día de marchas por el Centro de Quito no tuvo enfrentamientos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 36
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 32
Ana María Carvajal

Luego de alrededor de dos horas, la segunda marcha en Quito por el paro nacional llegó al parque de El Arbolito la noche de este viernes 14 de agosto del 2015. Esta vez, los manifestantes caminaron por el parque de La Alameda, tomaron la avenida 10 de Agosto, la calle Guayaquil, llegaron a la plaza de Santo Domingo y regresaron por la calle Flores con dirección a la avenida Gran Colombia.

Durante el recorrido se respetó la decisión y el pedido de la dirigencia indígena de tener una marcha pacífica, para evitar enfrentamientos como los ocurridos la tarde y noche del jueves 13 de agosto.

Al llegar, varios dirigentes indígenas y sindicales hicieron discursos sobre las demandas que motivaron el paro, como el pedido de archivo del proyecto de enmiendas constitucionales, de las leyes sobre el agua y la minería, además de recuperar la rectoría de la educación intercultural bilingüe.

Se sumó desde la noche del jueves la demanda de que se libere a las personas detenidas en Quito, Cotopaxi, Pastaza, Imbabura y Azuay que hasta el mediodía sumaban 90, 30 de ellas en la capital. También recalcaron que la medida de hecho es indefinida y que los indígenas permanecerán en Quito el tiempo que sea necesario para que "el régimen rectifique".

Los dirigentes sindicales y de movimientos sindicales de la capital felicitaron al movimiento indígena por haber viajado desde sus comunidades a Quito y por haber decidido quedarse hasta cumplir con sus objetivos. Calificaron de valiente su protesta.

La asambleísta Lourdes Tibán tomó el micrófono y dijo que accedió a hablar luego de tres días de reunirse con la gente de la marcha solo porque fue un insistente pedido de algunos manifestantes. Explicó que no habló antes porque no es dirigente y porque hay que respetar los espacios. Así que finalmente optó por contar un par de cachos sobre el presidente Rafael Correa y así mostrar su apoyo a los manifestantes.

También repitió la invitación que se hiciera antes para las 13:00 de este sábado 15 de agosto a todas las personas que quieran unirse a la iniciativa. La idea es que la gente lleve al parque cucayos para compartir. Se pondrá un gran mantel para que la gente coloque allí los alimentos que pueda llevar y que todos almuercen en comunidad.

Tibán hizo una última recomendación: "lo único que no vamos a aceptar aquí es el sánduche", en alusión a lo que se dice que las personas afines al Régimen reciben sánduches y bebidas para asistir a las marchas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (9)