11 de December de 2009 00:00

El incremento de los apagones incomoda

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

El incremento de tiempo en los cortes de energía eléctrica en Quito sorprendió a más de un ciudadano.

En el sector de San Bartolo, los cortes de luz entre las 08:00 y 10:00 obligaron a reorganizar las actividades de comerciantes y vecinos del sector.



Los problemas
En sectores como La Mariscal, 12 de Octubre, Amazonas y Colón, el ruido generado por las plantas eléctricas causa problemas a los moradores y trabajadores de estos sectores. Aunque existe la disposición de que los policías acudan 15 minutos antes del corte de energía a los sitios especificados, ayer en el sector de La Gasca no hubo ningún uniformado. Los autos circulaban a gran velocidad, en ambos sentidos de la avenida. Los peatones no podían cruzar
las calles.     Ayer, Manuel Cabrera, quien tiene una oftalmología en la avenida Maldonado y Palmeras, en el sur, descansaba en su consultorio hasta que la energía regrese.

El aumento de una hora a las dos programadas para la suspensión del servicio afecta a su negocio. Él  no puede utilizar los instrumentos de medición de vista ni  los equipos oftalmológicos. Mientras aguardaba que retorne la energía no tuvo más que leer el periódico y descansar. “No se puede hacer nada y decir a los clientes que vuelvan otro día”.

Pero ayer los pacientes del consultorio odontológico de Galo Torres decidieron aguardar hasta que retorne la electricidad.

Juan Escobar llegó al lugar desde el Centro Histórico y manifestó que no podía volver otro día pues pidió permiso en su trabajo para atenderse. “Los cortes nos afectan a todos, ojalá esto no dure hasta Navidad”.

Pero Torres es más optimista, pues el no deja de recibir a sus pacientes pese a la falta de energía. “Hacemos lo que se puede, revisiones y extracciones, pero para otros procedimientos es necesaria la energía eléctrica”.

Alexandra Torres repara electrodomésticos y no está conforme con el incremento de una hora más de suspensión. “Hay poco trabajo y ahora sin luz la situación empeora”.

Mientras que en la imprenta atendida por Héctor Zambrano, en la avenida Maldonado, el trabajo se iniciaba a las 10:00. Pero el anterior lunes, el servicio fue restituido una hora más tarde. “No hubo ningún anuncio y el incremento de los cortes afectó a la productividad del negocio”.

Zambrano expresó su malestar por el horario del corte, pues asegura que entre las 08:00 y las 11:00 es el horario de más afluencia de clientes. “El trabajo se acumula y los contratos se cancelan”.

En el sector de Guajaló, el incremento de una hora en los cortes de luz, de 06:30 a 10:30 no solo afecta al  negocio de pinturas de Carlos López. Sus hijos, que son estudiantes, tienen que ir a otros lugares para utilizar la  Internet. “Eso es  un gasto adicional  en movilización, impresiones y el pago del servicio”.

En el sector de La Mariscal, la imprenta Manzano ya no puede entregar a tiempo los trabajos. Paola Manzano, propietaria de la imprenta, dijo que los horarios de atención se han visto afectados,  ya que sus trabajadores solo van a trabajar si hay luz eléctrica. Manzano aseguró que ha perdido dinero y clientes con los cortes.  

En la página de la Empresa Eléctrica (www.eeq.com.ec) ya no existe el cronograma de racionamientos. Solo hay un calendario de suspensiones por trabajos programados o de emergencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)