14 de abril de 2017   11:00

Las inconsistencias numéricas y falta de firmas fueron los argumentos para pedir el recuento de votos

El pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) se reunió el 13 de abril del 2017 para analizar las objeciones que fueron presentadas por la alianza Creo-SUMA y por el movimiento Alianza País. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

El pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) se reunió el 13 de abril del 2017 para analizar las objeciones que fueron presentadas por la alianza Creo-SUMA y por el movimiento Alianza País. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 25
Triste 3
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 23
Diego Puente
(I)

Tanto Alianza País como la coalición Creo-SUMA coincidieron en un argumento al momento de presentar sus impugnaciones ante el Consejo Nacional Electoral (CNE). Que había inconsistencias numéricas en las actas que revisaron por separado.

Esto, supuestamente, habría generado problemas en la sumatoria de los resultados totales que hasta ahora dan como vencedor al binomio Lenín Moreno – Jorge Glas. EL CNE acogió los pedidos de ambas organizaciones políticas y se comprometió a revisar los votos.

La autoridad electoral aclaró que no será de todos los que se registraron en el balotaje del 2 de abril pasado. Solamente de los que existe indicio de posibles irregularidades, que son 3 865 equivalentes a 1 275 450 votos.

Los representantes de Creo-SUMA objetaron 4 243 actas el miércoles 12 de abril del 2017. De ese número, 2 448 tenían supuestas inconsistencias numéricas y 1 795 tenían problemas con las firmas del secretario y presidente de las juntas receptoras del voto.

Ayer, jueves 13 de abril, Diego Tello, coordinador nacional de procesos electorales, informó que dentro de esas 4 243 actas había 299 duplicadas. Es decir, en realidad Creo-SUMA habría entregado documentadamente 3 442.


El líder de la agrupación política de oposición, Guillermo Lasso, señaló que las 4 243 actas presentadas son solo un “síntoma” de que hubo irregularidades en todo el proceso electoral. Por eso publicó en su cuenta de Twitter que se mantienen en el pedido de impugnar todo el proceso electoral.

En el caso de Alianza País se objetaron 714 actas, la mayoría precisamente por inconsistencia en los números. Sus representantes detallaron que hay documentos en los que los resultados favorables a Lenín Moreno, candidato a la Presidencia, y Jorge Glas, vicepresidenciable; se cambiaron por los de Creo-SUMA que tenían menos respaldo.

Las actas fueron recogidas por los representantes del control electoral de AP en diversas juntas a escala nacional. El responsable del mecanismo electoral de Alianza País, Álvaro Sáenz, señaló que están dispuestos a que se abran las urnas, siempre y cuando se cumpla con las normas y se tengan las pruebas que demuestren inconsistencias, tal como lo señala el Código de la Democracia.

Los motivos de la impugnación constan en el artículo 138 del Código de la Democracia. En dicha normativa se puntualizan tres causas para proceder a la verificación de resultados: si las actas tuviesen inconsistencias numéricas, cuando faltan las firmas del Presidente y del Secretario de la Junta Receptora del Voto y cuando la copia que tienen los sujetos políticos no coincide con el acta ingresada al sistema del CNE.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (34)
No (11)