14 de mayo de 2016 00:00

Los incentivos se entregarán previo registro

La parroquia Tarqui, en la provincia de Manabí, fue una de las zonas más afectadas por el terremoto del 16 de abril del 2016. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

La parroquia Tarqui, en la provincia de Manabí, fue una de las zonas más afectadas por el terremoto del 16 de abril del 2016. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 50
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Ecuador y Tendencias (I)

Para que los damnificados puedan acceder a los diferentes incentivos económicos que se habilitaron para ayudarlos, deberán formar parte del Registro Único de Damnificados (RUD) que levanta el Estado en las zonas afectadas de la Costa.

Este es el primer requisito que deberán cumplir para recibir cualquiera de las formas de ayuda que se anunciaron el pasado jueves, por parte del vicepresidente Jorge Glas y la ministra de Inclusión Económica y Social (MIES), Lídice Larrea, en la provincia de Manabí.

Desde esta Cartera de Estado se indicó además que las familias que deseen obtener más información, o aún no consten en este registro, deben llamar al 1800-002-002 para que sus datos se agreguen al sistema y se habilite así la entrega de los bonos según sea el caso.

Mientras tanto, según informó el MIES, este plan de ayuda ya está vigente desde que fue anunciado por sus autoridades. Aún así, en las zonas afectadas, de Manabí por ejemplo, son varias familias que buscan más información para acceder a esta ayuda.

Yajaira Loor es una mujer de 58 años que perdió parte de su casa en las afueras del cantón Manta y que en la mañana del ayer llegó a primera hora al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal para saber cómo formar parte del RUD. En las noticias escuchó que se iba a dar un incentivo socioeconómico a los damnificados y quería información más específica.

En su caso, y en base a lo que expuso el vicepresidente el jueves a su paso por Portoviejo, a Loor le corresponderían USD 135 ya que quiere arrendar un departamento. Está ansiosa de que esto pueda llegar a sus manos ya que actualmente vive en un albergue informal que fue montado en su barrio.

Algo similar opina Adriana Chávez, quien la mañana de ayer llegó hasta el hotel Oro Verde de Manta para recibir mayor información. Allí le comentaron que deberá llamar al 1800 002 002 para inscribirse en el RUD para formar parte del proceso de entrega de incentivos. Ella teme que al no firmar un documento, ella no pueda acceder a este bono.

Hasta las 16:00, en Manabí, no se supo la fecha exacta desde la que se podrían recibir estos incentivos o el proceso completo que deben seguir las familias para obtenerlos.

Marco Vélez, esposo de Loor, quisiera que la ayuda les llegue lo más pronto posible ya que el negocio donde trabajaba como guardia quedó completamente destruido en Tarqui (Manta).

Él quisiera aprovechar la oportunidad para entrar a formar parte del bono de construcción de vivienda básica, otro de los proyectos expuestos el jueves por Glas y que asciende a un monto de hasta USD 10 000.

Los diferentes tipos de ayuda para los pobladores de zonas afectadas por el terremoto son parte del proceso de reconstrucción, que será supervisado por el Comité de Reconstrucción y Reactivación Productiva, presidido por el vicepresidente Glas.

El objetivo de esta ayuda, según lo anunciado por Glas es reducir de a poco la cantidad de personas o familias que estén en los albergues temporales en Manabí como Esmeraldas.

Según el último informe emitido por la Secretaría de Gestión de Riesgos, hasta el 11 de mayo pasado se han contabilizado un total de 7 633 familias y 28 911 personas en los diferentes albergues.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)