12 de septiembre de 2016 13:30

Un nuevo incendio forestal afecta las faldas del volcán Imbabura

Foto: Cortesía Twitter @ECU911_

El 11 de septiembre, el ECU 911 recibió una llamada telefónica alertando sobre la presencia de una nube de humo, en el cerro vecino a la parroquia de San Roque, cantón Antonio Ante. Foto: Cortesía Twitter @ECU911_

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Washington Paspuel

Un incendio forestal consume hoy, 12 de septiembre del 2016, los pajonales de las faldas del volcán Imbabura, en la provincia del mismo nombre, en el norte de Ecuador.

A las 17:45 del 11 de septiembre el ECU 911 recibió una llamada telefónica alertando sobre la presencia de una nube de humo, en el flanco del cerro vecino a la parroquia de San Roque, cantón Antonio Ante. Inmediatamente coordinó con los cuerpos de bomberos de los cantones vecinos, Secretaría de Gestión de Riesgos para el despacho de personal y equipo.

La mañana del 12 de septiembre partieron hacia el sitio de la deflagración 30 efectivos del Cuerpo de Bomberos de Ibarra, 5 del Cuerpo de Bomberos de Antonio Ante, 3 del Cuerpo de Bomberos de Otavalo, 21 militares, 10 guardaparques y 100 campesinos de las comunidades vecinas del volcán Imbabura.

Según los primeros informes, la quema se desarrolla en un sitio de difícil acceso, cerca a la comunidad Hatun Rumy (Piedra Grande, en español), lo que ha complicado la labor de los socorristas. Hasta el momento no hay cifras de las áreas destruidas.

Esta deflagración se suma a anteriores que han sucedido en la Sierra Norte este año. Imbabura, con 1 472,71 hectáreas, ha sido la más afectada. En Carchi han quedado reducidas a cenizas 664,54 hectáreas. Las cifras del registro que realiza la Secretaría de Gestión de Riesgos corresponden de enero al 5 de septiembre de este año.

El 2015, entre tanto, el fuego consumió 6 467,07 hectáreas en Carchi y 3 271 hectáreas en Imbabura.

Un tema que preocupa es que la mayoría de incendios forestales habrían sido provocados por el hombre. En eso coinciden Fabián López, comandante del Cuerpo de Bomberos de Ibarra, y Marcelo Luna, jefe del Cuerpo de Bomberos de Tulcán.

Según los expertos la mayoría de quemas forestales ocurren entre julio y septiembre. Al parecer, contribuye el intenso sol que seca la vegetación y los fuertes vientos de verano.

La variedad de flora más afectada constituyen los matorrales seguido de los pajonales y los bosques andinos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)