28 de enero de 2016 22:08

Una maternidad del sur de Quito lleva el nombre de la mamá de los hermanos Restrepo

El presidente Rafael Correa recorrió algunas áreas de la nueva Maternidad. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

El presidente Rafael Correa recorrió algunas áreas del nuevo Hospital Gíneco Obstétrico Luz Elena Arismendi. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 46
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 8
Contento 155
Betty Beltrán

Desde antes de las 07:00, los vecinos de los barrios aledaños al nuevo Hospital Gineco Obstétrico Luz Elena Arismendi empezaron a llegar al sitio donde hoy, jueves 28 de enero, se realizó la inauguración de esta casa de salud.

Bajo una gigantesca carpa se habían ubicado cientos de sillas de plástico blancas. Y los moradores se apresuraban para acomodarse en un puesto. Vinieron de Nueva Aurora, Chillogallo, La Ecuatoriana, El Conde, Cornejo de Chillogallo, Guamaní, Guajaló, El Beaterio, La Inmaculada, Santo Tomás...

Mientras esperaban la llegada del presidente Rafael Correa, en la tarima actuaba la cantante María de los Ángeles y luego el maestro de ceremonia invitaba a los vecinos a conocer sobre las bondades de esta nueva casa de salud que empezó a atender desde hace 15 días.

A las 08:00 llegó el Presidente y lo primero que hizo fue recorrer algunas áreas de esta casa de salud de 35 300 metros cuadrados de construcción y ubicada entre las calles Fenicio Ángulo y Quitumbe Ñan, en el extremo sur.

Nuevo hospital gineco obstétrico Luz Elena Arismendi. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

El Presidente, junto a otras autoridades, recorrió varias salas y empezó con la de emergencia. Toda la casa de salud cuenta con 14 consultorios de consulta externa, área de emergencia (incluye dos quirófanos), centro obstétrico (nueve salas de parto), centro quirúrgico (cinco quirófanos), odontologia (cinco puestos) y hospitalización con 172 camas.

Mientras el Presidente recorría los áreas, a las 08:35 llegaron Pedro Restrepo y su hija María Fernanda. Antes de reunirse con el Mandatario, observaron la exposición de fotos de Luz Elena, ubicada en la entrada principal. Fue un homenaje a esta mujer, cuyo nombre lleva este nuevo centro.

Pedro Restrepo y su hija María Fernanda fueron invitados a la inauguración del nuevo hospital que lleva el nombre de la esposa de Pedro. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Pedro Restrepo y su hija María Fernanda fueron invitados a la inauguración del nuevo hospital que lleva el nombre de la fallecida Luz Elena Arismendi. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

La expectativa de las autoridades es atender a más de
700 000 personas
de 14 parroquias de las administraciones zonales Eloy Alfaro y Quitumbe, inclusive de los cantones Mejía y Rumiñahui.

A las 09:20, el Presidente subió a la tarima. Sonó el tema "Patria tierra sagrada...", luego los aplausos de rigor y el viva Correa de parte de los moradores que ya habían copado todo el sitio. Inmediatamente se entonó el Himno Nacional.

Nancy Ramírez, moradora del barrio Nueva Aurora, tomó la palabra y agradeció. Recordó que hace 19 años fue madre y tuvo una experiencia infausta... Luego, María Cristina Restrepo habló sobre su madre; dijo que "la pérdida de sus hijos (sus hermanos Santiago y Andrés) nunca le permitió recuperar su alegría y empezó la lucha del reclamo. Jamás se resignó. Mi mamá está presente en esta maternidad, en cada niño que nace". Hasta el momento, en esta casa de salud han nacido 20 bebés.

En total, en este hospital trabajan 664 servidores públicos (médicos, enfermeras y administrativos). Y la ministra Margarita Guevara les pidió a todos sus funcionarios actuar con humildad y aplicar su experiencia con responsabilidad.

También mencionó otros datos: el Hospital tiene capacidad para atender 15 000 partos normales al año y 5 000 cesáreas. Agregó que "cada niño que nazca en este hospital será un recordatorio de esa madre (Luz Elena) que dejó un legado de lucha y amor infinito".

Cuando le tocó el turno de hablar al presidente Correa mencionó que han tenido que pasar 64 años para que Quito tenga una nuevo Hospital Gineco Obstétrico, pues la Maternidad Isidro Ayora fue inaugurada en 1951, cuando la ciudad tenía
200 000 habitantes. Actualmente el Distrito de Quito suma más de 2 millones habitantes y dijo en el sur la población se acerca a más de 600 000 habitantes.

En el ospital trabajan 664 servidores públicos entre médicos, enfermeras y administrativos. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

En el hospital trabajan 664 servidores públicos entre médicos, enfermeras y administrativos. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Mientras hablaba el presidente Correa, insistentemente aprobaba esas palabras -con movimientos de su cabeza- Digna Suárez, vecina del barrio 23 de Mayo de Chillogallo. La mujer, de 63 años, recordó que "la gente del sur necesitaba ese lugar, recordó que cuando las mujeres comenzaban la labor de parto tenían que salir a la carrera al Isidro Ayora, "las que alcanzaban bien y las que no, daban a luz en la calle".

Otra opción era dar a luz en la casa, pero había el riesgo de que si "era un parto complicado, el guagua o la madre fallecían", contó.

Junto a ella estaba Antonio Sumbana, presidente del sector Cornejo. El dirigente está agradecido con este hospital, pero solicita un mejor servicio de transporte. Aseguró que solo hay dos líneas de transporte: Nueva Aurora-San Roque y el corredor que baja desde Cornejo hasta Quitumbe.

Sugirió acondicionar una nueva línea que abastezca al hospital. Los únicos que ayudan son los taxistas informales que por carrera cuesta entre USD 1,75 y 2.

A las 10:25, el Presidente concluyó su discurso y los moradores, en grupos y según el barrio, fueron invitados a visitar las instalaciones del flamante hospital.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (30)
No (10)