26 de junio de 2016 10:15

Panamá impulsa el comercio de la región con su canal ampliado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Redacción Mundo
y Washington Paspuel. (I)

Cuarenta mil piscinas olímpicas podrían llenarse con los 100 millones de metros cúbicos de tierra removidos durante las obras de ampliación del canal de Panamá. Y el acero que sostiene sus cámaras de 18 metros de profundidad serviría para construir 19 estructuras como la Torre Eiffel.

Su inauguración de hoy (26 de junio de 2016) contará con la presencia de 11 jefes de Estado y de Gobierno, el rey emérito de España y las delegaciones de más de 50 países. También asistirán 20 000 espectadores que tendrán acceso gratuito a las áreas de las nuevas esclusas: Agua Clara (Océano Atlántico) y Cocolí (Océano Pacífico).

Luego de que el buque Cosco Shipping Panama -propiedad de una naviera china que partió de Grecia el 21 de junio- atraviese las nuevas esclusas, durante este año ya está confirmado el paso de al menos 154 buques del tipo Neopanamax. Estos navíos son capaces de transportar hasta 14 000 contenedores, el triple de la carga de los buques que transitan por el canal operativo desde 1914. Sus dimensiones, de hasta 366 metros de largo y 55 de ancho, equivalen a casi cuatro canchas de fútbol.

El paso de estos superbuques facilitará negocios entre Estados Unidos y Asia, y al mismo tiempo arrebatará clientes al principal competidor de la estructura centroamericana, el Canal de Suez.

Según las autoridades panameñas, un trayecto entre ambos destinos a través de su Canal ahorra hasta 15 días en comparación con el recorrido que pasa por aguas egipcias .

Las proyecciones de los organismos internacionales de financiamiento dan a Panamá un crecimiento sostenido del 6% anual en el próximo lustro, tomando en cuenta el aporte que dará el canal ampliado a la economía nacional, pese al entorno difícil de Latinoamérica.

El canal incluye en su proyección el incremento de tránsitos de buques portacontenedores, de gas licuado de petróleo y de gas natural licuado, que se dará principalmente entre países desarrollados, mientras la región sale de la ralentización que enfrenta desde hace dos años, afectada principalmente por la caída de las importaciones chinas.

También prevé naves para transportar 8 000 autos, 2 000 más que en la actualidad.

El economista del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Latinoamérica y el Caribe, George Grey, dijo la agencia EFE que la región “está entrampada en el debate de la coyuntura macroeconómica y tratando de ver los efectos muy de corto plazo de este ciclo recesivo en Sudamérica, pero lo que va a emerger en Panamá en los próximos días es el inicio de un nuevo ciclo de integración en el comercio latinoamericano”.

“La pregunta del millón es qué tipo de inserción internacional queremos a propósito del canal de Panamá, si es que podemos ir combinando lo que hoy es exportación de materias primas con otros tipos de productos y servicios, porque no todo es físico, hay turismo y hostelería”, reflexionó.

Ecuador, a la espera del puerto de Posorja

Ecuador no recibe actualmente buques del tipo NeoPanamax, debido a las limitaciones que impone el actual canal de acceso al Puerto Marítimo de Guayaquil, cuyo calado máximo de 9,6 metros resulta muy reducido para el efecto.

Juan Jurado von Buchwald, presidente de la Cámara Marítima del Ecuador (Camae), explica cómo operan estas grandes embarcaciones ante la imposibilidad de acceso. “Normalmente los buques recalan en otros puertos y de estos parte la carga al puerto más pequeño, mediante buques feeder (de transbordo). Eso implica un costo adicional para la naviera”.

Pero el sector naviero del país ya está tomando medidas para no quedar rezagado. La nueva grúa que se reensambla en los muelles que opera Contecon le permitirá a esta concesionaria incrementar en un 20% el manejo de contenedores. Jaime Guazhco, gerente de Mantenimiento de la firma, detalla que esta grúa PosPanamax permite llegar a la carga más elevada de los buques.

Esto coincide con el anuncio del Gobierno de estar predispuesto a firmar un convenio con el Municipio de Guayaquil para que este se encargue de buscar un concesionario para el dragado y mantenimiento de todo el canal de acceso al Puerto Marítimo, donde operan Contecon y un grupo de atracaderos privados. La firma que se haga con la concesión deberá dragar el canal para alcanzar 11 metros de calado.

El mayor beneficio para el país con la ampliación del canal de Panamá vendrá en tres años. Al menos ese es el tiempo que la firma dubaití DP World prevé para que empiece a operar la primera fase del puerto de aguas profundas de Posorja. La compañía planea abrir un nuevo canal de acceso marítimo hacia su nuevo puerto, con un calado de 15 metros.

“Definitivamente esta ampliación significaría, en épocas pico de exportaciones, más espacio para transportar nuestra carga, y debería incidir en el costo del flete. Con buques de mayor tamaño puede diluirse una gran cantidad de costos y se gana en eficiencia”, explica el presidente de la Camae.

Loading...

Loading...

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)