11 de junio de 2017 14:11

Según el Inamhi, aún no se completa la transición al verano

En la madrugada se produjo un deslizamiento en Guápulo, las lluvias. Foto: Cortesía COE-M

En la madrugada se produjo un deslizamiento en Guápulo, las lluvias. Foto: Cortesía COE-M

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Ana Guerrero

Wladimir Arreaga, técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), dijo hoy, domingo 11 de junio del 2017, aún no se puede tener la certeza de cuándo se completará el cambio de la estación lluviosa a la seca, esto debido a las lluvias de los últimos cuatro días en Quito.

La capital e incluso el resto del Callejón Interandino y la región Oriental son propensas a experimentar en estos días debido a precipitaciones por condiciones externas, como las presentadas en Colombia: en mayo pasado, Quito experimentó una fuerte nubosidad originada por unas fuertes lluvias ocurridas en el sureste del país vecino.

Para las próximas 24 y 48 horas se espera que en las mañanas haya presencia de sol. Sin embargo, en las tardes y noches sí pueden presentarse precipitaciones. Aunque, estas serían de menor intensidad a las registradas en mayo, cuando se experimentó la época lluviosa más fuerte en los últimos 37 años.

Un total de 974 emergencias se han atendido en Quito en la época lluviosa. Según datos de la Secretaría de Seguridad, la capital vive una época de transición en lo que se refiere a las condiciones climáticas. Debido a este proceso, dos planes de prevención y respuesta de emergencias trabajan simultáneamente, pues, además de las alertas por las lluvias ya se han presentado incendios forestales.

A decir de Christian Rivera, director del COE Metropolitano, aproximadamente, 2 000 funcionarios metropolitanos trabajan en los dos planes de prevención y respuesta, entre ellos, miembros de instituciones como el Cuerpo de Bomberos, Policía Metropolitana, Empresa Pública de Movilidad y Obras Públicas, entre otras.

Rivera hace énfasis en la colaboración de la comunidad para prevenir emergencias, ya sea con lluvias o en la época seca. En la primera, de cajón, es necesario mantener limpias las alcantarillas, no botar basura a las calles ni quebradas, realizar mantenimiento a las viviendas (sobre todo patrimoniales), entre otras acciones.

En el otro polo, para cuando se presenten los días soleados, es vital no encender fogatas en los bosques u otras áreas verdes y tampoco arrojar desechos como botellas de vidrio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)