26 de January de 2010 00:00

La impunidad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Jorge Burbano Muriel

En  2005, mi hijo Julián (18 años) fue víctima de un accidente por  un irresponsable  que corría en su vehículo a más de 70 km/h, en la av. NN.UU.

Julián cayó herido con un trauma craneal severo (coma de tres meses) y lesiones .

Inmediatamente fue atendido en el Metropolitano por una docena de médicos, pero mi amado hijo enfrenta una discapacidad física e intelectual del 69%.

En el juicio, un corrupto del SIAT, no por ignorancia sino por mala fe y espíritu de cuerpo, burlándose de  Julián, manifestó que simplemente fue atropellado a 10 km/h.

Dos fiscales  no acusaron con el  fin de obtener el archivo de la causa, en aras que el delito quedara en la impunidad y el responsable sin castigo pese a que la extinta Corte Superior, en forma timorata, solicitó la apertura de sumarios y con un lavatorio de manos se excusó de sustanciar lo principal.

Ante estos hechos hemos tenido que concurrir ante el órgano internacional correspondiente para que en el exterior se privilegien la justicia y los derechos humanos, negados a Julián en su propio país.

Como padre de mi querido hijo, sentimiento al que se une mi cónyuge, espero que esto no le ocurra jamás al fiscal Pesántez, a su esposa -la señora Borja- y al que se autoimplica como “chofer” del Vitara.

Los hechos reales  acusan su dura conciencia, como en el funesto caso de la fallecida trágicamente Sra. Emme, a quien pretenden enervar la justicia unos burócratas y supuestos testigos  cuyos nombres constan en la felonía publicada el 19 de los corrientes, que causa repulsa a la sociedad.

Agradezco a EL COMERCIO por la información que dio sobre el caso de Julián, en la edición del 11 de noviembre de 2007, en aras de su inalienable libertad de expresión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)