15 de diciembre de 2016 00:00

El Estado espera 1 280 millones en impuestos de Fruta del Norte

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 22
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Valeria Heredia
(I)

Los beneficios tributarios que obtendrá el país por el proyecto aurífero Fruta del Norte sumarán USD 1 280 millones en los 13 años de vida útil de la mina, ubicada en la parroquia Los Encuentros (Zamora Chinchipe).

Este monto se da por concepto de impuestos que pagará la firma. Así lo indicó el vicepresidente Jorge Glas, en el marco de la firma del contrato de explotación con la empresa minera Lundin Gold y el Gobierno ecuatoriano.

Con la firma se efectiviza además el desembolso de las primeras regalías, que alcanza los USD 25 millones, según el segundo Mandatario. El dinero ya está en la cuenta del presupuesto general del Estado y se depósito en la tarde de ayer.

Los recursos se destinarán a la provincia de Zamora Chinchipe, donde se harán trabajos sociales. En los próximos dos años se esperan USD 40 millones adicionales. "El 60% de las regalías serán para el desarrollo local", explicó Glas.

La mina será subterránea y la inversión de la firma será de USD 1 000 millones.

En el evento de la firma del contrato estuvo presente el ministro de Minería, Javier Córdova, quien destacó que la obra generará empleo para las personas de las comunidades aledañas. En la fase de construcción se empleará a 2 000 personas y en la fase de operación son un total de 1 000 empleos. "Se favorece la mano de obra local. El 60% de las personas empleadas son de las zonas aledañas".

Las reservas estimadas de la mina son 4,82 millones de onzas de oro y 6,34 millones de onzas de plata. Además se garantiza los cuidados ambientales.

En el acto además estuvieron habitantes de la parroquia Los Encuentros como Kelly Montaña. La joven destacó uno de los proyectos sociales que se emprenden en la zona, los talleres para las personas que no terminaron bachillerato. "Es una empresa que se empodera de la parte social y ambiental de la zona".

El Ministro señaló que es una coincidencia la firma del contrato con la minera y el tratamiento de la denominada Ley de plusvalía, que establece incentivos para empresas del sector.

La norma, que busca combatir la especulación de la tierra, incluyó una disposición transitoria única para reformar el impuesto que se grava a los ingresos extraordinarios obtenidos por empresas que realizan trabajos de exploración y explotación minera en el país. Internacionalmente se le conoce como 'windfall tax'.

La Ley Reformatoria para la Equidad Tributaria en el Ecuador grava con un impuesto del 70% a la diferencia que existe entre el precio de venta de los metales pactados en los contratos y el precio de mercado. Por ejemplo: si el precio del oro se pacta en USD 2 000 la onza en el contrato y en unos años sube a USD 2 500, el ingreso extraordinario es USD 500. Sobre esta base, 70% va al Estado y 30%, a la empresa.

Con la actual normativa, el impuesto a los ingresos adicionales se entrega un mes después de que las firmas mineras recuperen sus inversiones. El proyecto de reforma establece que ese impuesto se empiece a cobrar 48 meses después del mes en que se haya recuperado la inversión.

Córdova dijo que lo que se firmó con Lundin es la ratificación del preacuerdo que alcanzaron en enero. "No lo firmamos porque de acuerdo a la Ley de Minería los contratos se deben firmar en fase de explotación. En ese momento estaban en fase de factibilidad económica".

El titular de la cartera de Estado desmintió que la firma del contrato se demoró porque querían beneficiar a la empresa. "No es un tema para Lundin sino para legislar a la industria minera".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)