30 de agosto de 2016 00:00

Cuatro sectores con una menor carga tributaria en Ecuador

Desde el 2013 se han emitido seis decretos para exonerar del anticipo a los sectores de brócoli, atún, flores, tabaco, cacao y palmicultores. Foto: EL COMERCIO

Desde el 2013 se han emitido seis decretos para exonerar del anticipo a los sectores de brócoli, atún, flores, tabaco, cacao y palmicultores. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Cristhian Segarra
Mónica Orozco

En época de bonanza, el pago del anticipo al impuesto a la renta (IR) no es un problema mayor para las empresas, pero en recesión es un dolor de cabeza. El Gobierno ha tenido que exonerar del pago de este tributo a sectores que reportan crisis por una caída de ventas.

Desde el 2013 se han emitido seis decretos para exonerar del anticipo a los sectores de brócoli, atún, flores, tabaco, cacao y palmicultores. De ellos, los cuatro primeros se han beneficiado y los últimos dos están a la espera.

Otros beneficiados han sido varios sectores del Carchi y Manabí. Esta última por el terremoto de abril pasado.

Leonardo Orlando, director del Servicio de Rentas Internas (SRI), dijo que la exoneración rige por un año, pudiendo ampliarse si se mantienen los factores que afectan al sector.

En la Asamblea se discute actualmente una reforma tributaria que, entre otras cosas, plantea la reducción en el pago del anticipo para los transportistas, un beneficio que otros sectores productivos también piden para afrontar la crisis.

Napoleón Santamaría, experto tributario, explica que desde el 2008 el pago del anticipo del impuesto a la renta no está en función de la utilidad de la empresa, sino de su tamaño. Por ejemplo, una firma con ventas por USD 300 000 y gastos por 290 000 debe pagar

4 128 de anticipo, es decir el 41% de sus utilidades. Si pagara sobre su renta serían USD 2 200. Y el pago en exceso no regresa a la compañía. “Cuando las ventas eran buenas, el anticipo no era problema, pero en crisis se complica ”.

Por ello, Richard Martínez, titular de la Cámara de Industrias y Producción (CIP), planteó dos propuestas: diferir el pago y que las firmas con pérdidas no paguen el anticipo.

Orlando dijo que las empresas que tienen pérdidas pueden solicitar la devolución cada tres años y que se pueden dar facilidades de pago. En la Asamblea se analiza el tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)