23 de diciembre de 2017 00:00

42 millones más por el predial en Quito en el 2018

pavel calahorrano La sesión del Concejo Metropolitano para tratar la ordenanza del impuesto predial se instaló a las 11:30 de ayer.

La sesión del Concejo Metropolitano para tratar la ordenanza del impuesto predial se instaló a las 11:30 del 22 de diciembre. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 29
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Evelyn Jácome

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Por unanimidad, el Concejo Metropolitano de Quito aprobó este viernes, 22 de diciembre del 2017, la ordenanza que regula el impuesto a los predios urbanos, rurales y adicionales en el Distrito. La nueva normativa contempla una recaudación de cerca de USD 112,5 millones el 2018. Este año se recaudaron USD 70,5 millones. Es decir, se espera reunir unos 42 millones adicionales.

Según Santiago Betancourt, director tributario del Distrito Metropolitano, el 76,26% de los predios tendría un incremento. Es decir, 713 111 bienes.

Mientras que el 12,38% accedería a una reducción en el pago del predial (115 806 predios). Esto, debido a que la nueva ordenanza contempla, además, la exoneración del pago de este impuesto para las viviendas de interés social, de hasta USD 45 000, o de interés público, de hasta 70 000.

Ellos deberán pagar únicamente los valores adicionales en la planilla, como la tasa de seguridad, la contribución de bomberos y la contribución especial de mejoras.

A este beneficio podrán acceder solo las personas que dispongan de una vivienda. Se excluyen aquellos predios que no tengan construcción. Este beneficio no aplica para asentamientos urbanos, ya que no tienen una valoración individual. Con esta medida, el impacto para la recaudación es de USD 1,5 millones.

Las nuevas tarifas respetan los valores mínimos de 0,25 por mil, y la máxima del 5 por mil. En la mayoría de casos, los aumentos serán de alrededor de USD 20. Por ejemplo, si una persona tiene un predio de USD 100 000, deberá pagar 25. Alguien con un predio de USD 10 millones, pagaría 50 000. Se busca que el que más tiene, pague más.

Betancourt explicó que el alza se debe a la revalorización de los predios aprobada el miércoles. Hoy, el avalúo de las propiedades se incrementó y por lo tanto, el impuesto aumenta. Los nuevos avalúos para calcular el impuesto predial serán públicos desde el 30 de diciembre en www.pam.gob.ec.

En total, 920 000 predios se actualizaron con miras a equiparar el valor catastral y el comercial de una propiedad.

Francisco Pachano, director metropolitano de Catastro, explicó que con la revalorización hubo un incremento del 38% en el valor de los predios. Pasó de USD 73 000 millones a
108 000 millones. Esos nuevos montos sirven de base para el cálculo del predial del 2018.

Según Betancourt se hizo una moderación en las tarifas de modo que el nuevo valor del avalúo no tenga un mayor impacto en el cobro del impuesto. Si se hubiese mantenido la misma tabla para calcular el impuesto que se usó este año, por concepto del impuesto predial se hubiese colectado más de USD 150 millones.

Sin embargo, el costo social hubiese sido alto, porque no todas las personas hubiesen podido afrontar un alza de esa magnitud. Por ese motivo, el Concejo decidió reformar la tabla, reducir las tarifas en casi todos los segmentos de la tabla, de modo que el alza sea paulatina y de menor impacto. No obstante, explica el funcionario, las propiedades cuyo avalúo supere el USD 1,5 millones, la fijación de la tarifa es más libre.

Hay personas que con la nueva tabla, deberían pagar menos, pero no será así. La normativa incluye un punto que señala que nadie pague menos de lo que pagó el año pasado, así el bien inmueble aumente su valor catastral.

Es decir, todos los predios cuyo patrimonio mantengan su valor o se incremente debido a la revalorización, deberán pagar lo mismo que el 2017.

Las edificaciones religiosas, con valor histórico, catalogadas como bienes patrimoniales, también podrán beneficiarse de la exoneración del pago del predial, siempre que no tengan fines lucrativos y que demuestren que sus ingresos son destinados al mantenimiento o subsistencia del bien.

Según Carlos Páez (AP), lo que se busca con la normativa es crear un modelo tributario de igualdad y progresividad, porque hasta el momento han debido lidiar con un problema técnico conocido como dispersión. Es decir, con el mismo avalúo algunas personas pagaban valores altos, y otras, bajos.

Para Marco Ponce (SUMA), así evitar problemas como los que se dieron por ejemplo, durante la expropiación para la construcción de la Ruta Viva, donde propiedades que costaban USD 300 000, tenían un avalúo de 5 000, lo que perjudicó a los propietarios. Y debieron enjuiciar al Municipio para que, una vez declarado de bien público, se les reconociera un valor racional en el plano comercial.

La ordenanza contempla también que a los constructores se dé un beneficio de hasta el 50% del impuesto que deben pagar por los bienes que están en proceso de construcción. Esto con el objetivo de dinamizar el sector de la construcción.

Los ingresos recaudados por concepto del impuesto predial se destinan a los gastos de inversión de la ciudad. Esta ordenanza estará vigente para los próximos dos años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (2)