26 de November de 2014 21:10

Los impactos del contraflujo se evalúan desde hoy

En la autopista General Rumiñahui circulan, diariamente, alrededor de 70 000 automotores. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

En la autopista General Rumiñahui circulan, diariamente, alrededor de 70 000 automotores. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 8
Mayra Pacheco

Hoy, se pone a prueba una de las medidas para mejorar el tránsito vehicular en la ciudad. Desde las 06:00 hasta las 07:00 se realizará un contraflujo para facilitar el traslado entre el valle de Los Chillos y el centro de Quito.

En la tarde, para retornar al valle la medida se implementará de 18:00 a 19:00. Darío Tapia, director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), informó que en este lapso se harán las primeras pruebas. Según los impactos, el horario del contraflujo se podría ampliar.

Hoy en la mañana, entre el peaje de la autopista General Rumiñahui y El Trébol, los conductores que se dirijan a Quito contarán con cuatro carriles. En sentido contrario serán dos. El retorno será a la inversa. Se asignarán a la ruta agentes civiles.

Para que los usuarios de la vía utilicen el contraflujo se tomarán tres acciones complementarias: obras civiles, semaforización y el control de vehículos mal estacionados.

La AMT intervino, ayer, 26 de noviembre, en el parterre de la autopista y en el intercambiador de El Trébol para que los usuarios de la vía se incorporen al contraflujo. El objetivo es reducir el tiempo de viaje entre el peaje y la calle Sodiro en 17 minutos.

Ayer, entre las 06:00 y 07:00, cruzar desde el peaje hacia El Dorado (calle Sodiro) tomó alrededor de una hora. El tránsito vehicular fue lento en la autopista y en la calle Los Ríos, antes de llegar a la Chile.

En esta última zona, había vehículos parqueados en el costado izquierdo. Un tramo de esta vía de dos carriles se redujo a uno. Para evitar este tipo de contravenciones se harán operativos. Se contará con grúas para retirar los carros. Además, los conductores de estas unidades serán sancionados con USD 34 y tres puntos menos a la licencia de conducir.

El propósito de estas acciones, según informó Tapia, durante la presentación del plan, es ayudar a que el tránsito fluya. Por eso, también se eliminará el semáforo en El Trébol.

Actualmente, para los moradores que viven en el valle la salida a Quito es complicada. Jeaneth Solórzano, quien se moviliza desde el peaje hacia el sector de Solca, debe salir con dos horas de anticipación. A las 06:30 los buses van llenos y hay muchos vehículos. Se circula a menos de 10 km por hora.

En promedio en la autopista General Rumiñahui confluyen diariamente 70 000 automotores. Por esto los moradores salen con anticipación. “Si salgo cinco minutos tarde, llego después de media hora”, comentó Solórzano.

Rosa Merchán, otra moradora del sector, mencionó que el recorrido a El Trébol es lento. Para llegar a la av. 12 de Octubre se demora una hora, desde el desvío. Cuando no hay congestión son 20 minutos.

Para Cristóbal Buendía, presidente del Observatorio Ciudadano de Movilidad, la aplicación de los contraflujos es una medida acertada, porque se optimizará el uso del espacio.

En la mañana, en la autopista los viajes se producen con dirección al hipercentro. Son alrededor 144 602 desplazamientos, la mayoría (95 931) se hacen en transporte público.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (3)