21 de diciembre de 2017 16:22

El IMP cumple 30 años y anuncia que para el 2018 tendrá un presupuesto de USD 23 millones

Una de las obras que ejecuta el IMP es la restauración de la cubierta del Colegio María de Nazareth. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Una de las obras que ejecuta el IMP es la restauración de la cubierta del Colegio María de Nazareth. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Andrés García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los movimientos telúricos que afectaron al patrimonio cultural de Quito, principalmente en el Centro Histórico, en marzo de 1987, propiciaron que el 23 de diciembre de ese mismo año el Congreso Nacional de paso a la creación del Fondo de Salvamento de Patrimonio Cultural (Fonsal). En el 2010, mediante una resolución de la Alcaldía, se creó el Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), que asumió las competencias del antiguo Fonsal.

Durante estos 30 años, el IMP invirtió USD 600 millones en la conservación del legado patrimonial del Distrito Metropolitano de Quito. Su directora, Angélica Arias, señaló que la celebración de este aniversario es la antesala a los festejos por los 40 años de la declaratoria de Quito como Patrimonio de la Humanidad, que se cumplirá el próximo año.

La funcionaria recordó este jueves, 21 de diciembre de 2017, que durante todo ese tiempo el IMP publicó 200 libros especializados en historia, patrimonio y cultura. Además, según la funcionaria, los cerca de 150 colaboradores del instituto crearon “una escuela” en el tema de la conservación cultural en la región.

Arias adelantó que en el 2018 la entidad dispondrá de un presupuesto de USD 23 millones. Esos recursos servirán para emprender proyectos de conservación en diferentes conventos, como San Francisco, El Sagrario, Santo Domingo y San Agustín. También se intervendrá en el patrimonio existente en las parroquias rurales del Distrito Metropolitano.

Además, la funcionaria adelantó que se iniciará un mantenimiento especializado en los teatros municipales y en las edificaciones patrimoniales del Patronato Municipal San José. Otro eje que apoyará el IMP es en el acondicionamiento de tres centros destinados al comercio. Es decir, el Centro Comercial de la Fedecomip, ubicado frente al Playón de la Marín; el pasaje Sanguña y la denominada Plaza Arenas.

El principal reto del IMP de cara al futuro, a criterio de su directora, es lograr que las nuevas generaciones valoren el patrimonio y cumplan un rol fundamental en su conservación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)