3 de julio de 2018 00:40

La Iglesia Católica emite segundo comunicado sobre las investigaciones del sacerdote cuencano

A las familias de las personas que denunciaron los abusos les preocupa que aún la Iglesia católica no emita los resultados de las investigaciones

A las familias de las personas que denunciaron los abusos les preocupa que aún la Iglesia católica no emita los resultados de las investigaciones. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Lineida Castillo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Este lunes 2 de julio, la Arquidiócesis de Cuenca remitió un segundo comunicado –casi en los mismos términos que el del 30 de mayo- sobre las investigaciones que se siguen contra el sacerdote cuencano, César C., de 91 años de edad.

Hay seis denuncias de personas que, supuestamente, fueron violadas o abusadas sexualmente por el religioso hace más de 50 años, en los centros educativos que él regentaba. Por estos casos, el Vaticano abrió una investigación a través de un perito chileno y la Fiscalía otra.

El escrito lo emitió la Arquidiócesis de Cuenca a propósito de la queja elevada –el viernes 29 de junio- por la Asociación de Lucha por los Sobrevivientes de Agresiones Sexuales de Azuay (ALSA) a los representantes de la Comisión Aampretra de la Asamblea Nacional.

Nos preocupa que ha pasado más de un mes desde de que el investigador del presbítero, Jaime Ortiz de Lazcano, llegó a Cuenca e indagó los casos, y desde Roma no se pronuncian, dijo María Palacios, familiar de uno de los denunciantes.

Los miembros de Aampetra –dijo Palacios- se comprometieron en solicitar a la Nunciatura Apostólica de la Santa Sede, en Quito, que informe sobre los avances de la misma. En respuesta a esta demanda la Arquidiócesis de Cuenca publicó cinco puntos en el comunicado.

En primer lugar dicen que han cumplido con todos los procedimientos canónicos para buscar la verdad y enviar lo más pronto posible, toda la documentación confidencial a la Congregación para la Doctrina de la Fe, instancia a la que le compete dirimir este caso.

Además, que la Arquidiócesis se comprometió y cumplió con brindar a las presuntas víctimas, el apoyo espiritual y sicológico, con personas especialistas en el tema, imparciales e independientes, “como toda ayuda solidaria que hace la iglesia con quienes lo requieran”.

Asimismo, que han llevado con seriedad y transparencia todos los procesos pertinentes a cada caso y con las indicaciones de la Congregación para la Doctrina de la Fe. “Por eso pedimos que no se tergiversen las cosas alterando la verdad de los procedimientos y difamando a las personas”.

Finalmente, señalan que la Iglesia católica solo realiza procesos canónicos y no interfiere en ningún proceso civil. Por ello, “si las presuntas víctimas o sus familiares desean tratar estos casos en el ámbito civil deben dirigirse a las autoridades competentes y al imputado o a sus abogados”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)