8 de febrero de 2015 19:48

Al IESS le faltan USD 339,1 millones para pagar pensiones este año

La mañana del 5 de febrero, jubilados y sus familiares esperaban por atención en la matriz del IESS, en Quito . Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

La mañana del 5 de febrero, jubilados y sus familiares esperaban por atención en la matriz del IESS, en Quito . Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 254
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 11
Contento 15
Redacción Negocios y Unidad de Investigación y Datos (I)

Al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) le faltarán este año USD 339,1 millones para cubrir las pensiones y otros beneficios de 432 780 jubilados, lo que pudiera obligar a la entidad a recurrir a sus ahorros para saldar la brecha.

Este riesgo se alerta en el informe IESS-DSP-2015-001 de la Dirección del Sistema de Pensiones del 20 de enero pasado.
El documento señala que “los ingresos (aportes de los afiliados) ya no cubren las necesidades para el pago de pensiones en el 2015 presentándose un déficit”.

Hay que tomar en cuenta que los ingresos del IESS aumentaron desde el 2011 con la incorporación de más afiliados, pero a la par los gastos también se multiplicaron .

Víctor Hugo Villacrés, presidente del Consejo Directivo del IESS, descarta un desfinanciamiento porque, según explica, una parte de los ingresos del Fondo de Pensiones se distribuye para pagar las jubilaciones, otra parte se ahorra.

Dice que este fondo registra actualmente unos USD 9 000 millones acumulados, los cuales generan más de USD 600 millones al año en rentabilidad que se destinan a aumentar el capital del fondo y esto, a su vez, permite garantizar el pago de pensiones a futuro.

Si es necesario, en un mes específico, puede tomarse parte del ahorro para cubrir un faltante, pero eso no quiere decir que la entidad tenga déficit”.

Para Omar Serrano, exrepresentante de los afiliados al Banco del Afiliado (Biess), estas cifras son una alarma temprana para tomar medidas, aunque no reflejan que la entidad esté en una situación crítica.

El rato que el fondo comienza a reducir no solo se pone en riesgo su condición de garantía de pago de pensiones a futuro, sino su papel de dinamizador de la economía”. Aunque eventualmente pudieran tomarse ahorros para cubrir faltantes, Serrano cree que esto no puede ser una práctica permanente.

Este uso de los ahorros en el IESS no es nuevo: la entidad ya tomó USD 40 millones en el 2014 para cubrir pensiones, por problemas de liquidez. La cifra fue confirmada por las propias autoridades tras una consulta de este Diario.

Otro factor por tener en cuenta es que el peso de los jubilados en este momento no es tan grande como para empezar a tomar los ahorros del fondo. Al cierre del 2014, con los aportes de ocho afiliados se sostuvo a un jubilado, como señala la técnica a fin de garantizar el equilibrio del IESS.

El actual método de cálculo de incremento de pensiones también afecta en el largo plazo al Fondo de Pensiones, dice el exdirector del IESS, Jorge Madera, para quien es necesario que se revise esta norma.

Hasta el 2010, el alza a la pensión de jubilación se calculaba con base en la inflación, un 3% o 4 % al año. Pero en noviembre de ese año, la Asamblea reformó la Ley de Seguridad Social y dispuso que las jubilaciones aumenten cada año hasta en un 16,16%, de acuerdo con una tabla (a menor pensión mayor aumento). Esto hizo que la pensión máxima llegue a USD 1 870 mensuales el año pasado.

Un informe de la Dirección Actuarial señaló en agosto pasado que este aumento “no era sostenible” en el tiempo. Villacrés dijo que se solicitaron unos ajustes y se deben presentar hasta abril. “No puedo decir si esto es un problema o no. Hay que esperar los estudios”.

Para Madera, si bien hay signos de aparente iliquidez en los dos últimos años es solventable si se toman medidas basadas en estudios actuariales.

Mientras esto se resuelve, la Dirección de Pensiones destaca la importancia del aporte del 40% del Estado, que está obligado a cubrir por Ley.

El exdirector del IESS Joaquín Viteri considera que la situación del Sistema de Pensiones podría agravarse si se aprueba la reforma que tramita la Asamblea para reemplazar este aporte fijo por un artículo de carácter general que, si bien dice que el Estado garantizará el pago, no dice cuánto ni cómo lo hará.

"Es un peligro retirar ese porcentaje fijo. De eliminarse no solo habrá un déficit, sino un descalabro de las finanzas del IESS”. Considera que el retiro del porcentaje o valor fijo conducirá a una pelea permanente entre autoridades del IESS y el Gobierno. “Sin ese aporte no habrá posibilidad económica de que el IESS pueda pagar pensiones”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (29)
No (11)