30 de January de 2015 19:48

Emergencia en el Hospital IESS destapa más irregularidades

En las bodegas del hospital permanecen equipos y algunas medicinas caducadas. Foto: Santiago Arcos / El Comercio.

En las bodegas del hospital permanecen equipos y algunas medicinas caducadas. Foto: Santiago Arcos / El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 66
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Guayaquil

Robo de fármacos, exceso de facturación hacia clínicas privadas y graves problemas hidrosanitarios aquejan al Hospital Teodoro Maldonado Carbo, del IESS en Guayaquil.

Desde la semana pasada, esta casa de salud fue declarada en emergencia por irregularidades administrativas. Una de ellas es la falta de medicinas, una queja frecuente.

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Víctor Hugo Villacrés, explica que el desabastecimiento era causado por el robo de medicamentos. Para verificar la cantidad disponible de fármacos, insumos médicos y de laboratorio, unos 30 trabajadores realizaron un inventario manual en bodega.

Aquí, algunas cajas que almacenaban pinzas, gasas y espéculos vaginales fueron etiquetadas: ‘por caducar’. En otra hilera de cajas de efavirenz, antirretroviral para pacientes con VIH, fueron marcadas como ‘en mal estado’.

Según los encargados de la bodega, en ocasiones no todos los fármacos e insumos que llegan al Hospital se utilizan. Así que, tres meses antes de que caduquen, el IESS notifica a sus proveedores para canjearlos por otros nuevos. Un proceso similar se aplica a los productos que sufren algún daño en sus envases al momento de su traslado como sucedió con parte del lote de efavirenz.

Ese día, afiliados como Elizabeth Carrillo, quien acude a consultas en ginecología, no tuvieron inconvenientes con sus recetas. Pero las quejas continuaban entre los usuarios oncológicos, quienes ayer tuvieron una reunión con las autoridades.  

La relación con prestadores externos es otra falencia. De USD 625 millones que destinó el IESS en el 2014 en todo el país por convenios con centros privados, USD 329 millones eran generados por Guayas. Solo el Teodoro Maldonado derivó a 14 000 pacientes el año pasado.

Villacrés explica que el exceso en la facturación fue generado por médicos que laboran en el IESS y a la par en las clínicas involucradas. Ayer se concretó el primer cierre de contrato con una clínica por esta falta y anunció que se repetirá con otras.
Por ahora, siete directivos han sido separados y otros cinco médicos y paramédicos son investigados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (1)