26 de septiembre de 2017 00:00

IESS reconoce desinversión en pensiones

El Presidente del Consejo Directivo del IESS reconoció que sí usarán sus reservas, pero señaló que eso no afecta su sostenibilidad y el monto será menor gracias a medidas tomadas para corregir ciertos abusos. Foto. Diego Pallero / EL COMERCIO

El Presidente del Consejo Directivo del IESS reconoció que sí usarán sus reservas, pero señaló que eso no afecta su sostenibilidad y el monto será menor gracias a medidas tomadas para corregir ciertos abusos. Foto. Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 98
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Patricia Carolina González

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) tomará en el 2017 USD 1 600 millones de sus ahorros para poder afrontar el pago de pensiones, reconoció el presidente del Consejo Directivo de la entidad, Richard Espinosa, el lunes 25 de septiembre del 2017.

El tema generó preocupación entre gremios de jubilados, trabajadores y empleadores, luego de que la semana pasada se hiciera público un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que alertó sobre la situación financiera de la entidad.

El documento advierte sobre los efectos negativos que tuvo el cambio de los aportes en noviembre del 2015, cuando el Consejo Directivo decidió reducir los aportes al fondo de pensiones para cubrir el déficit en el de salud.

El principal efecto, según el organismo, es que, por ejemplo, los ingresos por aportes no serán suficientes este año para pagar las jubilaciones y el IESS necesitará tomar de sus reservas USD 1 752 millones, lo que afecta la sostenibilidad del fondo de pensiones.

Espinosa reconoció que sí usarán sus reservas, pero señaló que eso no afecta su sostenibilidad y el monto será menor gracias a medidas tomadas para corregir ciertos abusos.

El funcionario mencionó dos acciones principales. La primera es un ajuste al cálculo a la fórmula de las pensiones. Este cambio busca evitar que los afiliados realicen aportes injustificados de último momento que elevaban el monto de jubilación a recibir.

Y, la segunda, son mayores controles para la entrega de la jubilación por invalidez, luego de que la entidad detectara
15 000 casos con irregularidades. Hay jubilados que perciben esta prestación pese a que sí pueden trabajar, aseguró el Presidente de la entidad.

Para evitar estos “abusos”, dijo que un comité especial revisará los beneficios entregados hasta hoy y los que se entreguen a futuro.

El IESS espera ahorros por USD 1 866 millones en cinco años con ambas medidas.

El Presidente del IESS envió, además, una carta a la OIT para solicitar al organismo que realice un informe actuarial definitivo, tras señalar que el documento que recibió la semana pasada es “incompleto y preliminar”. También criticó que el organismo no le haya solicitado información oficial, previo a la entrega del documento.

Sin embargo, Felipe Pezo, vocal en representación de los empleadores al Consejo Directivo, recordó en una misiva enviada el domingo a Espinosa, que en el 2015 ya había advertido sobre los efectos del cambio de tasas de aporte en salud y pensiones en la sostenibilidad de ambos fondos. Y que el informe de la OIT confirma esta preocupación.

Calificó la decisión de “ilegal”, al haber entrado en vigencia de forma retroactiva, ya que se retiraron los aportes de pensiones del mes de octubre de 2015 para ingresarlos a salud, cuando la medida debía aplicarse desde noviembre de ese año, cuando fue emitida la resolución del Consejo.

Pero Espinosa defendió la medida y mostró un informe de la Contraloría que concluye que la medida es legal. “Siempre va a haber recursos, nunca va a faltar ni un centavo, ni en el 2023 ni en el 2030” para el pago de pensiones”.

En noviembre del 2015 el Fondo de Pensiones reportaba USD 9 000 millones de reservas. El 2016 cerró con 600 millones menos y a julio de este año se ubica en 7 310 millones.

Pero Espinosa dijo que esta reducción es temporal, pues el aporte para pensiones irá subiendo cada año y el de salud bajará. A partir de 2021 recibirá un aporte de, 10,36%, mayor al del 2015. “El impacto ha sido el esperado. A partir de 2021 ya no existirá afectación, se alimentará con más recursos ”.

Para gremios y empleadores, el IESS requiere de medidas de largo plazo y estructurales, y no temporales.

En contexto

En noviembre del 2015, el Consejo Directivo del IESS aprobó una resolución para reducir los aportes de pensiones y aumentar los de salud durante cinco años. Busca solucionar el déficit del fondo de salud, de donde se pagan las atenciones médicas.

Cambio en el método de cálculo para las pensiones en el IESS. Captura
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)