8 de April de 2015 20:20

El IESS baraja opciones para paliar déficit actuarial de 22 862 millones

Grupos de jubilados acudieron ayer hasta el Palacio Legislativo para seguir los resultados del debate de las reformas a la Ley de Seguridad Social. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Grupos de jubilados acudieron ayer hasta el Palacio Legislativo para seguir los resultados del debate de las reformas a la Ley de Seguridad Social. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 115
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 4
Mónica Orozco
Arturo Torres

Las reformas al sistema de seguridad social de los últimos años y una mayor población cubierta han hecho que el déficit actuarial en el fondo de pensiones, la cuenta más importante del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), se multiplique por cuatro.

Este hueco financiero hasta el 2010 se calculaba en USD
5 142 millones, pero hoy el escenario más probable es que sea de USD 22 862 millones, considerando incluso el aporte estatal del 40% a las pensiones. Sin ese subsidio, el fondo se deteriorará más rápidamente.

El dato se calculó con corte al 2013 y con una proyección al 2053. Así se desprende del último informe actuarial elaborado por la entidad a junio del 2014, en proceso de auditoría, al que este Diario tuvo acceso.

Fausto Cayambe, asambleísta de Alianza País y miembro de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores, dijo que estas proyecciones pueden cumplirse si no se hacen reformas. Desde ya, dijo, se analizan cambios como a la prima de aportación y en el incremento de pensiones para que no sea del 16,16% sino solo en función de la inflación de cada año. Con ello, recién habría déficit en el 2047 y no en 12 años como se ha dicho. “Se lograría alargar la vida del fondo de pensiones”.

El IESS maneja sus ahorros en cuatro fondos: pensiones, salud, seguro social campesino y riesgos del trabajo. Cada uno se maneja de forma individual y, de ellos, el más importante es el de pensiones.

¿Pero qué es el déficit actuarial en pensiones y cómo afecta a la institución o a sus asegurados? Un estudio actuarial es una proyección de los recursos que el IESS necesitará a futuro (en los próximos 40 años) para cubrir los gastos de los afiliados. Y, según el documento, el IESS no tendrá en el futuro dinero suficiente para pagar las pensiones de los asegurados: sus gastos serán mayores que sus ingresos. Eso es el déficit.

El monto del déficit actuarial equivale a más de dos tercios del Presupuesto General del Estado actual. Incluso si el país destinara todos los ingresos generados por sus actuales exportaciones petroleras (USD 13 016 millones en el 2014) no alcanzaría para cubrir el hueco.

El déficit se explica -según el informe- porque en agosto de 2010 la Asamblea aprobó una reforma que obliga al IESS a subir las pensiones hasta en un 16,16% cada año (a menor pensión mayor alza). Esto se dio “sin evidenciar un estudio técnico”, recalca el reporte. Antes del cambio, el alza se calculaba solo con base en la inflación, es decir, no iba más allá del 4%.

Otro factor fue el aumento del número de afiliados desde el 2010. Si bien esto es positivo porque incrementó los ingresos del IESS y hace pensar que hoy tiene abundantes recursos, a futuro significa que la entidad deberá pagar las jubilaciones a un mayor número de jubilados.

La técnica dice que ocho afiliados deben financiar a un jubilado. Hoy se cumple esta regla, pero en el 2053 el escenario se complica, pues solo entre 2 y 3,5 afiliados financiarán a un jubilado, según el informe.

Paulina Guerrero, representante de los afiliados en el Consejo Directivo del IESS, explicó que una de las causas del resquebrajamiento financiero fue la ampliación de la cobertura médica a los hijos de los asegurados menores de 18 años.

No obstante, explicó la Vocal, “para facilitar la gestión del IESS y superar los inconvenientes fortalecimos el sistema de planificación, contratamos a la Flacso para que haga la planificación estratégica. Ese proyecto fue aprobado en enero y ya se está aplicando”.

Se aplica la planificación por resultados. Esto implica -según Guerrero- tener claras las metas y objetivos estratégicos.

Para el exministro de Finanzas Mauricio Pozo, es fundamental mejorar la gestión y administración del IESS. “No se puede seguir incorporando más beneficiarios sin dar recursos para esa cobertura; por eso suena fuera de lugar que no quiera pagar el 40% de las pensiones cuando eso complica todas las previsiones a futuro”.

Todos los escenarios incluidos en el informe actuarial contemplan el pago del Estado del 40% para pensiones, que hoy se pretende eliminar para dar paso a un subsidio que sea variable. El proyecto de ley, en análisis de la Asamblea, no precisa de cuánto será.

Un alcance al estudio actuarial elaborado por el mismo IESS, de agosto pasado, advierte que sin el subsidio estatal, el deterioro del fondo se acelerará. “En las condiciones actuales y sin el aporte del 40% del Estado, solo habrían recursos para pagar las pensiones los próximos 12 años” y el déficit actuarial (falta de recursos) esperado del Fondo de Pensiones hasta el 2053 bordearía los USD 70 000 millones, agrega el informe. Es decir, quienes se jubilen en 12 años ya sentirán el impacto de eliminar el aporte estatal del 40% de esta prestación económica.

El exdirector del IESS, Joaquín Viteri, estima que si el Estado se niega a asumir su responsabilidad de cubrir el 40% de las pensiones, una de las pocas alternativas para compensarlo sería incrementar los aportes de los afiliados y de los empleadores. También puede incrementarse el tiempo para calcular la pensión. Hoy es de cinco años y puede subir a diez o quince años, “con lo cual las pensiones serán más bajas”.

El presidente Rafael Correa dijo, el 23 de marzo pasado, que los déficits actuariales son escenarios a futuro y ocurrirán si no se hacen correctivos, e insistió en que el IESS hoy tiene ahorros para afrontar el pago de pensiones jubilares.

Pero este año los ingresos del IESS, sin contar con el 40%, ya no cubren el pago de pensiones y harán falta USD 339,1 millones para pagar las pensiones y otros beneficios de 432 780 jubilados. Esto pudiera obligar a la entidad a recurrir a sus ahorros para saldar la brecha.

Este riesgo se alerta en el informe IESS-DSP-2015-001 de la Dirección del Sistema de Pensiones del 20 de enero pasado. El documento señala que “los ingresos (aportes de los afiliados) ya no cubren las necesidades para el pago de pensiones en el 2015, presentándose un déficit” de liquidez.

Las medidas que sugiere el informe del IESS para paliar el déficit actuarial impactarán en los afiliados y jubilados. Plantea que el aumento de pensiones se limite hasta un 7% anual. También, propone subir el aporte y bajar el monto de la pensión para futuros jubilados.

Seguro 

Las reformas al sistema de seguridad social de los últimos años y una mayor población cubierta han hecho que el déficit actuarial se multiplique por cuatro.

2003

Un informe actuarial del IESS calculó en 3 701 millones el déficit
en pensiones.

2007
Un informe de la OIT advirtió que el fondo debía subir.

2010 

Un informe actuarial calculó en 5 142 millones el déficit.

2013

Un informe actuarial estimó en 22 862 millones el déficit.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (1)