26 de septiembre de 2016 00:00

El IESS contrató los dos primeros créditos en toda su historia

nrique pesantes / el comercio La construcción del hospital del  IESS Los Ceibos, en Guayaquil, avanza.

La construcción del hospital del IESS Los Ceibos, en Guayaquil, avanza. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 278
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 26
Sebastián Angulo
Mónica Orozco

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) se endeudó en julio del 2016 por primera vez , desde que adoptó ese nombre, en 1970.

Lo anterior se desprende del historial de contratos del Ministerio de Finanzas, que posee datos de empréstitos con garantía soberana desde 1968.

El experto Manuel Posso, que trabajó en la entidad entre 1974 y el 2000, señala que es un hecho histórico y que el IESS nunca se había endeudado.

Se trata de dos operaciones por USD 78,2 millones. Ambas se realizaron con un consorcio de cinco bancos: Deutsche Bank de España, Santander, Bilbao, Société Générale de España y Popular Español, según un oficio de Finanzas.

Uno, por USD 64,9 millones, es para equipar y construir el Hospital Ceibos de Guayaquil, y otro, de USD 13,3 millones, para el de Machala. Los dos préstamos tienen una tasa de 5,1% a ocho años plazo (incluidos tres de gracia) y con garantía soberana del Estado.

El IESS venía gestionando créditos desde el 2015. Según documentos de la entidad, en julio del 2015 ya viajó una delegación a negociar con el Deutsche Bank. Este año también se realizaron viajes a Madrid y a Nueva York.

Y no serán los únicos créditos. Richard Espinosa, titular del Consejo Directivo del IESS, viajó otra vez a España la semana pasada, en busca de entre USD 60 millones y 80 millones más ­para financiar equipamiento hospitalario.

Geovanna León, directora General del IESS, sostuvo que la entidad “es sólida y solvente”. Argumentó que para construir la infraestructura, el IESS hubiera tenido que desinvertir capitales con rendimientos más altos que la tasa de interés de los créditos adquiridos.

La entidad tiene invertidos USD 7 657 millones en bonos estatales, con un rendimiento promedio del 7,05%, por lo que una deuda con una tasa del 5,1% resulta financieramente conveniente. “Esos créditos nos permitieron no perder esa de rentabilidad a una tasa muchísimo menor a la que vengo cobrando por esos fondos invertidos”, dijo León.

Para Carmen Corral, exintendenta de seguridad social, es “inaudito” que el IESS se haya endeudado, pese a que ya el año pasado redujo los recursos del fondo de pensiones para atender los gastos de salud.

En noviembre pasado, efectivamente el Consejo del IESS bajó, de manera progresiva, el aporte que afiliados y empleadores hacen a pensiones. Se redujo de 9,74% a 6,06% hasta el 2021, para atender el déficit del fondo de salud. En el 2016, por ejemplo, el bajón de ingresos para pensiones será de USD 1 000 millones.

Además, el Estado le debe unos USD 2 000 millones por la atención médica a los jubilados, dijo Corral. “Es un contrasentido tener que construir con plata ajena, que se tiene que pagar a futuro”.

Tampoco se ha formado aún el fondo con aportes de afiliados, de empleadores y del Estado para atender las enfermedades catastróficas, que solo el año pasado le costó casi USD 133 millones al IESS.

El presidente del IESS ha señalado en ocasiones anteriores que la “supuesta deuda” de salud con el IESS no se puede cobrar, porque “ni siquiera hay reportes de las atenciones. Eso no existe y lo hemos dicho en innumerables ocasiones”.

Para Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, no tiene sentido que el mayor inversionista del país, la entidad con mayores recursos, se endeude.

Por ello, considera que el IESS enfrenta una nueva época, donde debe tomar deuda porque desde abril del 2015 no tiene los recursos que antes le daba el Estado para cubrir el 40% de pensiones. Esos recursos habrían generado rendimientos que hubiesen evitado recurrir al endeudamiento.

Además, cree que el IESS debe responder cuánto tiene invertido en Certificados de Tesorería de Finanzas, que pagan solo el 1 o 2% de interés.

Manuel Vivanco, exvocal del IESS, sostuvo que no se puede satanizar la operación, pero cree que el IESS no está legalmente facultado para endeudarse”. En derecho público, solo se hace lo que dispone la Ley”. Espinosa ha señalado que no hay impedimento legal.

Alfredo Arízaga, director de Estudios Económicos de Informe Quantum, coincidió en que no se puede criticar una operación de crédito “porque no es ni buena ni mala por sí sola”. Cree que la tasa es conveniente frente al rendimiento del portafolio y calificó de positivos los créditos, siempre que se destinen a lo anunciado. Al experto le preocupa, sin embargo,la caída de los aportes en este año por la reducción del empleo adecuado, mientras los gastos en salud crecen por la ampliación de este beneficio a los hijos de los afiliados y otros segmentos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (54)
No (7)