9 de febrero de 2017 00:00

IESS: la Contraloría dirá si hay o no deuda

“Puede ser perfectible, pero había una metodología para calcular la deuda del Estado”. Víctor Hugo Villacrés, expresidente del IESS. “Pretenden liberar USD 2 500 millones de deuda para poder endeudarse afuera”. Ramiro González, expresidente del IESS.

“Puede ser perfectible, pero había una metodología para calcular la deuda del Estado”. Víctor Hugo Villacrés, expresidente del IESS. “Pretenden liberar USD 2 500 millones de deuda para poder endeudarse afuera”. Ramiro González, expresidente del IESS.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 78
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 0
Adriana Bucheli
Redactora (I)

La definición final de la existencia de la deuda del Estado con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), por atenciones brindadas a personas con enfermedades catastróficas y jubilados, quedó en manos de la Contraloría.

Esto tras la polémica generada por la decisión de la institución de eliminar de sus estados financieros USD 2 506 millones registrados como deuda del Estado por salud.

La entidad argumentó que lo hizo luego de que una comisión conformada entre el IESS y el Ministerio de Finanzas concluyera que “no existe deuda u obligación que se haga exigible por la falta o vigencia de un Reglamento a la Ley de Seguridad Social”.

“La Contraloría determinará si lo que resolvió la comisión interinstitucional fue correcto y si los argumentos que se utilizaron son suficientes y válidos. O, caso contrario, nos dará cualquier recomendación para que el Consejo Directivo la acoja y que la administración la implemente”, puntualizó ayer Geovanna León, directora del IESS.

La Contraloría realiza este momento un examen a los balances de la entidad. El Seguro espera que esta auditoría concluya en abril próximo.

León dijo que la decisión de sacar de los estados financieros los USD 2 506 millones fue un ejercicio contable para transparentar el patrimonio de la institución. Para ello se basó en las conclusiones de la comisión interinstitucional.

Resaltó que dicha comisión determinó que no existe marco normativo técnico que permita cargar estas prestaciones a las cuentas por cobrar al Estado, y que no existe un reglamento para determinar la deuda y establecer el cobro.

León incluso advirtió que está haciendo las averiguaciones para conocer bajo qué criterios se hicieron los cálculos de la deuda de USD 2 506 millones hasta agosto pasado, pues cree que se basaron únicamente en proyecciones. Y dijo que el Ministerio de Finanzas le indicó al IESS que “no puede asumir una deuda bajo proyecciones”.

El expresidente del Consejo Directivo del IESS, Ramiro González, aseguró que al negar la existencia de la deuda se está violando la Constitución y la Ley de Seguridad Social.

El exfuncionario indicó que en su administración se enviaron todos los meses cartas al Ministerio de Finanzas solicitando el pago del monto mensual necesario para cubrir los costos de salud para los jubilados. Para cuantificar la deuda se utilizaba un tarifario y los documentos de las atenciones a los jubilados, que tienen facturas de respaldo.

Según González, cuando dejó la entidad en mayo del 2013 la deuda era de aproximadamente USD 600 millones.

“Se hizo un trabajo con la Superintendencia de Bancos para determinar los montos anteriores”, enfatizó. Y añadió que el 4 de febrero de 2009 se envió el reglamento a la Ley de Seguridad Social al Ejecutivo para su respectivo trámite, pero la norma nunca fue emitida.

Para González, lo que se pretende es “liberar USD 2 500 millones de deuda” del Estado para evitar un incremento de la deuda interna del país.

La Directora del IESS argumentó que desde que está en vigencia la ley (2002), no existieron documentos que permitan determinar cuántas atenciones se hicieron, cuáles fueron los montos y cuántas personas fueron atendidas. Pero confirmó que a partir del 2008 y el 2009 ya se pudo contar con un sistema que permite detallar esta información.

Pese a que ya existen esos registros, el IESS no cobró esos aportes al Estado. León sostiene que “no existe una deuda. Simplemente son prestaciones que se van contabilizando en cada una de nuestras unidades y nos permite identificar el presupuesto anual que requiere la institución para cubrir todas esas prestaciones”.

La funcionaria insistió en que para determinar la deuda un requisito indispensable es la existencia del reglamento, donde se especifiquen los parámetros sobre los cuales se iba a hacer el cálculo del aporte del Estado. La responsabilidad de la emisión del reglamento es del Ejecutivo y no del Consejo del IESS, dijo León.

Víctor Hugo Villacrés, quien se desempeñó como presidente del Consejo Directivo del IESS entre abril del 2014 y marzo del 2015, dijo que había un método de valoración de las obligaciones estatales por salud. “Puede ser una metodología errada, puede ser perfectible pero había un método”. Señaló que en su administración se envió un oficio a Finanzas para cobrar esos valores que hasta marzo del 2015 sumaban más de USD 1 800 millones.

El debate se inició en febrero del 2015

Febrero del 2015


La Contraloría dispuso, en un informe, que se conforme una comisión interinstitucional entre el IESS y Finanzas para definir el monto de la deuda y su forma de pago.

9 de julio del 2015

Camilo Torres, director encargado del IESS, informó a la Contraloría que no existe deuda exigible con el Estado por falta de un reglamento a la Ley de Seguridad Social.

17 de septiembre 2015

La Contraloría señaló que quien debe pronunciarse sobre la existencia de la deuda es el Consejo Directivo del IESS y pidió vía oficio que se remita el Acta oficial.

Septiembre del 2016

El IESS borró del balance la deuda por USD 2 506 millones, basado en el informe de la comisión. En enero pasado la Contraloría volvió a pedir al Consejo que se pronuncie.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (2)