5 de September de 2014 00:05

La identidad cañari se muestra con danzas

Cuenca, 25/08/2014. Para Espectaculos, el grupo de danza del centro Cultural Ikiamia Nunkui. GDA/Cortesia centro Cultural/El Comercio/Ecuador

El grupo de danza del centro Cultural Ikiamia Nunkui. Foto: Cortesia Centro Cultural

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca 
(F-Contenido Intercultural)

Los sombreros de paño con una cinta blanca representan la virginidad y la pureza de la mujer cañari, mientras los que llevan una rosa identifican a las casadas. Esas tradiciones son resaltadas y mostradas por el grupo Illarik, que anoche se presentó en la capital azuaya.

Esta agrupación surgió en el 2006 y está formada por 45 jóvenes de Azogues, Cañar y Cuenca. Ellos investigan y escenifican los saberes cañaris.

Según el director de Illarik, Patricio Jiménez, el objetivo del grupo es rescatar y revalorizar las tradiciones del pueblo cañari. Por ello, en sus danzas representan las costumbres como el enamoramiento.

La soltera, quien es identificada por su sombrero con una cinta blanca, elige dentro de un grupo de hombres. El escogido puede cortejarla y hacer méritos como regalarle flores para que sea su enamorada.

A la agrupación le tomó cinco meses investigar las tradiciones de los habitantes de Cañar para representarlos con danzas. Los miembros de Illarik pidieron a las indígenas que les enseñaran sus bailes.

Para la cuencana Jéssica Naula, integrante del grupo, es un orgullo dar a conocer la historia del pueblo cañari. Ella se sorprende de cómo esta etnia realiza todas sus actividades en torno a saberes y mantienen su identidad.
Otra de las danzas que practica se relaciona con la cosecha del trigo y la quinua. Allí, cuentan sobre la adoración a la Pacha Mama y cómo comparten sus alimentos en la pampamesa (colocar los alimentos en un mantel que está en el suelo).

Durante la cosecha, los hombres llevan plantas de guanto. El propósito es ahuyentar las envidias y malas energías para que los terrenos no se sequen y la producción sea buena.

Los integrantes de Illarik también representan la costumbre de tejer las prendas de vestir con lana de borrego. Elsa Yupa, miembro del grupo, se identifica más con esta danza porque le causa tristeza que pocos habitantes de Cañar mantengan este oficio.

Yupa es doctora en medicina y fundadora de Illarik. Para ella, es importante que los jóvenes valoren el patrimonio intangible de los pueblos indígenas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)