10 de January de 2010 00:00

En Ibarra, Cuenca y Loja se renovaron las unidades

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

 Varias redacciones

En Ibarra, la renovación del transporte urbano empezó en el último trimestre de 2009.

En esta urbe circulan 300 buses de dos cooperativas: San Miguel y 28 de Septiembre, que  movilizan a más 30 000 personas por día, a través de 24 rutas.   
Según Vicente Enríquez, gerente de la Cooperativa 28 de Septiembre, hace dos meses pidieron al Consejo de Transporte  la revisión de  tarifas, porque 
contamos con un  80% del parque automotor  remozado.

Son  unidades Bus Tipo con revisiones del Municipio y chequeos mecánicos.

Entre los buses azules que circulan por Ibarra hay modelos 2005, 2006 y 2007. Sus marcas son Volkswagen, Mercedes Benz y Chevrolet. Todos disponen de andenes altos, asientos de fibra de vidrio...

Pero, no todos los usuarios están conformes con el  servicio. Richard Duche usa a diario de  cuatro a seis buses. “La renovación está bien, pero de nada sirve si no cambia la mentalidad del chofer. No se respetan las paradas. Hay  competencias en las calles y  asaltos”.

Para evitar esos problemas, en Cuenca se implementó el Sistema Integrado de Recaudo y Ayuda a la Explotación, a cargo de la Cámara de Transporte. Hay una caja común para repartir los ingresos. Al día se recaudan USD 70 000 y los pasajes se cobran en máquinas que reciben monedas o tarjetas.

En esta urbe, el transporte urbano está en buenas condiciones. Si bien en los últimos dos años apenas se renovó  el 5% del parque automotor compuesto por 475 buses, los de mayor edad bordean los siete años.

En Loja hay  238 buses tipo y  alimentadores. Los choferes   invirtieron entre   USD 70 000 y   90 000  para renovar la flota. Fue una  exigencia del Cabildo  para aplicar el Sistema Integrado de Transportación Urbana. Pero el  proyecto no se  concreta  desde hace cuatro años.

El tema económico es  la discordia  entre Municipio y buseros. Los transportistas  dicen que su  inversión   exige la revisión de la tarifa. Ahora piden  que los  alumnos de la Universidad Nacional de Loja paguen la tarifa normal y no   USD 0,15.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)