23 de noviembre de 2014 13:36

El humor televisivo de la región tuvo grandes momentos: Tres Patines, Minguito Tinguitella y Los Polivoces

El comediante cubano Leopoldo Fernández interpretó a Tres Patines en la Tremenda Corte. Foto: Wikicommons

El comediante cubano Leopoldo Fernández interpretó a Tres Patines en la 'Tremenda Corte'. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 17

Redacción Política (i)

La salida del aire de ‘La pareja feliz’ deja algunas lecciones. El humor en la televisión, según la entrevista que dio el dramaturgo Patricio Vallejo a este Diario, se estancó en fórmulas de la parodia o la sátira. Los otros niveles de humor, los más altos –la ironía y el sarcasmo- es algo que mayormente se ha buscado en el teatro.

Pero la televisión latinoamericana ha dejado grandes momentos, grande comediantes que llevaron el humor a niveles tan altos que quedaron como referentes. Presentamos a tres comediantes que ya han desaparecido de las pantallas. Ellos no tuvieron la misma suerte de Chespirito de ser transmitidos una y otra vez y ser queridos por generaciones.

Además, Chespirito tiene otra ventaja: es el comediante, si de alcance se trata, verdaderamente latinoamericano. Los grandes comediantes televisivos de Argentina no son conocidos en México y viceversa.

Son programas que tenían otro ritmo, propio de su tiempo. Pero mantuvieron intactos los altos niveles de audiencia en los que no agraviaron nunca a los otros.

Aquí los comediantes.

Leopoldo Fernández ‘Tres Patines’

Es un actor cubano que luego fue a México. Nació en Jagüey Grande en 1904 y murió en Miami en 1985. Su obra cumbre es ‘La tremenda corte’. La escena será la misma siempre: su personaje, Tres Patines, es procesado por algún delito menor. Salvo en poquísimas ocasiones es absuelto. Su personaje es un ‘vivo’ que siempre trata de sacar ventajas de los ingenuos. En su programa hay personajes exquisitos como el tremendo juez, Patagonio Tucumán y Bandoneón, Luz María Nananina, el secretario, entre otros.

Tres patines tenía dos frases recursivas que son necesarias en la comedia: “a la reja” cuando lo llamaban para comenzar el juicio, y “cosa más grande de la vida, chico”, cuando era condenado. Y todo lo hacía para ayudar a “mamita”.


Juan Carlos Altavista
alias
Minguito Tinguitella

Es uno de los grandes humoristas argentinos. Su saludo era “qué hacés tri-tri”. Era periodista. Su agenda era un montón de papeles arrugados que iba sacando de los bolsillos. Vestía siempre con una bufanda y pantuflas del mismo color. Al igual que Tres Patines, no era la mamita, sino “la vieja” el objeto de su devoción. Es un personaje auténticamente porteño: hincha de Boca, peronista y descendiente de italianos. Uno de sus programas mayores fue Polémica en el Bar, en el que se sentaba a charlar con amigos suyos, uno de los cuales era Jorge ‘el gordo’ Porcel. Nació en 1929 y murió el en 1989, el 20 de julio, día en que Argentina celebra el día del amigo, y se decía que no pudo haber escogido mejor fecha: era el mejor amigo de los argentinos con su humor.​

Los Polivoces

Fueron un ícono de la comedia mexicana de los años 60 y 70. Eran dos: Enrique Cuenca y Eduardo Manzano, a quienes se los conocía como Enrique Polivoz y Eduardo II. Su nombre lo indica todo: parte de su talento era la diversidad de voces para diversos personajes. Su programa incluía diferentes sketches que causaron furor en la televisión ecuatoriana en los 70.

Sus personajes inolvidables eran Chano y Chon (dos campesinos que parecían hacer siesta permanentemente para levantar la cabeza y comentar algo), Don Laureano y doña Paz (el marido que se casó por puro interés), Mostachón y el Wash & Wear (el primero un empresario perverso y el otro un sindicalista ingenuo), Los hermanos Lelo, Gordolfo Gelatino y su mamá doña Naborita Gelatino (el hijo que vive de su madre ya anciana que lo mima a pesar de todo), etc.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (0)