29 de abril de 2016 22:06

Hospital móvil de Perú atiende a pacientes de Pedernales

En el hospital móvil peruano EsSalud trabajan 30 personas entre médicos, enfermeras y técnicos. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

En el hospital móvil peruano EsSalud trabajan 30 personas entre médicos, enfermeras y técnicos. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 17
Javier Ortega

Más ayuda llega a Pedernales, una de las ciudades más golpeadas por el terremoto del 16 de abril. Desde hoy -viernes 29 de abril del 2016- el hospital móvil peruano EsSalud empezó a funcionar en un canchón situado cerca al centro de salud local.

El buque con las carpas, insumos médicos y personal peruano llegó ayer al puerto de Manta. Ya en la tarde del jueves, los extranjeros arribaron a Pedernales y montaron la unidad móvil.

El cirujano pediatra Alcibiades Capcha es coordinador de este campamento y explicó esta mañana a EL COMERCIO que hay 30 personas en el hospital: 18 médicos, 5 enfermeras y 7 técnicos. El complejo tiene capacidad para atender entre 50 y 60 pacientes diarios.

Hay médicos generales, anestesistas, traumatólogos, pediatras, cirujanos pediatras, intensivistas, emergenciólogos, de rayos X y ecografistas. Capcha contó que esta ayuda fue coordinada previamente con el Ministerio de Salud ecuatoriano.

La unidad móvil peruana permanecerá en Pedernales hasta el próximo 6 de mayo.

Decenas de pacientes llegaron a la unidad

Alejandra Cagua, de 20 años, llegó esta mañana con su hijo de tres años. El pequeño tenía fiebre, gripe y alergia. Los especialistas peruanos le entregaron medicamentos para cinco días. “Estuve 10 minutos. La atención fue muy rápida”, comentó la joven.

Melba Espinosa también acudió al hospital móvil. Desde el 16 de abril, cuando la tierra tembló, tiene mareos, le quema el estómago y no puede comer.

El personal que la atendió le extrajo sangre para un análisis. Debía esperar hasta las 16:00 de hoy para saber a ciencia cierta la razón de sus dolencias.

Yadira Bravo fue otra de las pacientes que se acercó al mediodía al complejo de salud. Le dolía la columna. Ella achaca esas molestias a la posición en la que permaneció la noche del terremoto. Estaba en la casa de una vecina en el momento del sismo. Bravo se echó al piso y se ocultó por un buen tiempo debajo de la mesa. Los médicos peruanos le inyectaron para calmar su dolor.

En las primeras horas de atenciones, Capcha detalla que han tenido pacientes con enfermedades de tipo digestivo e infecciones de piel.

Desplazamientos en otros países


Los hospitales móviles peruanos de EsSalud nacieron en los años 70, cuando ese país sufrió un fuerte terremoto con 70 000 víctimas: 50 000 fallecidos y 20 000 desaparecidos.

Esa catástrofe fue bautizada como el terremoto del 70. Tuvo una magnitud de 7.9 grados. Al sismo le siguió un alud que sepultó toda la ciudad de Yungay.

Desde entonces, estas unidades médicas móviles se han especializado en la atención inmediata de víctimas de un desastre natural. Han estado en Haití, San Salvador, Chile y en el territorio peruano.

¿Cómo mira a Pedernales? Capcha asegura que la ve “casi destruida en un 90%”, pero dice que se levantará. “Cuando nosotros hemos sido afectados, hemos tenido el apoyo de nuestros países vecinos, entre ellos Ecuador. Su país, con toda la capacidad que tiene, se va a organizar, pero de lo que tengo entendido esta ciudad tendrá que ser reconstruida casi totalmente”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)