18 de abril de 2018 11:33

El Hospital Luis Vernaza suma 37 trasplantes en lo que va del 2018

La Unidad de Trasplantes del hospital Luis Vernaza comenzó a funcionar en el 2009. Desde entonces ha realizado 400 cirugías y  ha entregado 1 414 productos de su banco de tejidos, entre huesos, piel, tendones y válvulas cardiacas. Foto: Mario Faustos / EL

La Unidad de Trasplantes del hospital Luis Vernaza comenzó a funcionar en el 2009. Desde entonces ha realizado 400 cirugías y ha entregado 1 414 productos de su banco de tejidos, entre huesos, piel, tendones y válvulas cardiacas. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

No había más alternativas. El trasplante era la única salvación para Lisandro Sánchez, de 52 años. Ocho meses atrás, un chequeo de rutina reveló un tumor maligno de tres centímetros en su hígado. El diagnóstico médico detectó además cirrosis.

“No sabemos qué pasó. El siempre fue un hombre sano. Los médicos nos dijeron que necesitaba el trasplante urgente, porque si el tumor pasaba de los 5 centímetros sería imposible operarlo”, recuerda Patricia Ojeda, su esposa.

Una llamada, el pasado martes, encendió la esperanza. Sánchez fue aprobado para una cirugía de trasplante, la más reciente que se realiza en el hospital Luis Vernaza de la Junta de Beneficencia de Guayaquil. Solo en lo que va del año, este centro médico suma 37 operaciones, entre trasplantes hepáticos, renales y de córnea.

Gonzalo Benalcázar, coordinador clínico de trasplante hepático, explica que la cirrosis es la séptima causa de muerte en el país. En estos casos la única opción es el reemplazo del órgano enfermo.

“Hasta ahora hemos realizado 52 trasplantes hepáticos (desde el 2013) y tenemos un 80% de sobrevida. Es una cirugía de alta complejidad, pero que cambia radicalmente la calidad de vida de los pacientes”, explica.

El operativo de trasplante del pasado martes comenzó al detectar un donante cadavérico, que en su mayoría son personas que sufrieron accidentes en moto o derrames cerebrales. En lo que va del 2018, el Vernaza ha identificado ocho donantes de órganos y 12 donantes de tejidos.

Víctor Vera y Víctor Manuel Sierra también se beneficiaron con el último operativo. Ambos recibieron riñones que les permitirán alejarse de las máquinas de hemodiálisis.

“Yo estuve seis años y cuatro meses en diálisis. Por la insuficiencia renal dejé de trabajar porque me cansaba. Tampoco podía tomar agua y cada vez que comía sentía que mi cuerpo se intoxicaba”, recuerda Sierra, de 38 años.

Noralma Mosquera, jefa del Servicio de Nefrología del hospital Vernaza, explica que tienen cerca de 200 personas en lista de espera por trasplantes de riñón. Algunos superan los diez años en hemodiálisis, como Víctor Vera.

“El trasplante cambia la calidad de vida, los vuelve más productivos, les permite insertarse a la vida familiar. Después de la operación muchos hacen lo que siempre soñaron y no podían hacer”, enfatiza Mosquera, que por ahora tiene cerca de 170 trasplantados en seguimiento.

Luego de la cirugía, los pacientes reciben medicación inmunosupresora de por vida; es el tratamiento para evitar el rechazo del órgano. También acuden a consultas periódicas.
El costo de estos procedimientos es cubierto por el Estado. Esto debido a que son enfermedades catastróficas.

La Unidad de Trasplantes del hospital Luis Vernaza comenzó a funcionar en el 2009. Desde entonces ha realizado 400 cirugías de riñón, hígado y córneas; además ha entregado 1 414 productos de su banco de tejidos, entre huesos, piel, tendones y válvulas cardiacas.

Lisandro Sánchez es el quinto beneficiario de trasplante hepático en este año. Su recuperación asombra a los médicos. Ha sido la más rápida que han visto hasta ahora y piensan darle el alta este 18 de abril del 2018.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)