13 de November de 2009 00:00

El horario de cortes no se cumple en Quito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

El miércoles no hubo energía desde las 19:00 hasta las 23:00 en La Mariscal, en el norte de Quito. Esto pese a que se llegó al acuerdo de no quitar la energía eléctrica en las noches en este sector.

Richard Barros, administrador del bar Coffee Tree, que funciona en esta zona, explicó que no existe un cronograma adecuado para los cortes de energía. Según él, las pérdidas en los bares, discotecas y restaurantes del sector son cuantiosas, porque la mayor parte de ingresos es en la noche.



En otros sitios
Los sectores de Quitumbe, Santa Bárbara y La Biloxi tampoco han recibido cortes de energía eléctrica, desde que se iniciaron los apagones. Gabriela C. cuenta que en la Río Coca y 6 de Diciembre tampoco se va la luz. Ella dice que un asambleísta de Alianza País vive en el Conjunto San Isidro.
En la avenida 12 de Octubre, en el norte, los negocios de computación están afectados por la falta de luz. Allí los cortes se realizan a las horas establecidas.En el bar se preparan bebidas que necesitan ser licuadas, por lo que la falta de luz causa una reducción en las ofertas del menú. “Por el momento, estamos haciendo solo jugo de naranja, que es la única fruta que no necesita ser licuada. Pero hay personas que vienen en busca de café y por falta de luz no podemos atender sus pedidos”, concluyó Barros. 

Lucía Merino vive en la calle Baquedano, en el mismo sector, y tampoco está de acuerdo con la forma en que se realizan los cortes. En su casa se fue la luz eléctrica desde las 06:00 de ayer hasta las  11:00. Esto sumado a los cortes del miércoles suman 21 horas sin el servicio básico.

En el mismo sector, Mery Lucín miraba ayer en la mañana con angustia las cuatro fundas llenas de ropa que debía entregar lavada para hoy al mediodía. Ella trabaja en una lavandería en la calle Foch y Juan León Mera y  no puede cumplir con los pedidos ni sabe cómo debe receptarlos, porque en el sector se va la luz sin previo aviso. “Nos encontramos en un horario y a la mañana siguiente tampoco tenemos corriente”.

Asimismo, Iván Mejía, quien vive en Collaloma, se admira de que frente a su casa, donde empieza el barrio  Comité del Pueblo no se quite la luz eléctrica.

El argumento que escuchó -de algunos moradores- es que el Comité es un barrio peligroso y por eso ahí no se va la luz. “Eso es injusto  para el resto de ciudadanos a quienes se les queman los aparatos eléctricos o sufren por las pérdidas económicas. Esta es una situación que debe ser afrontada por todos y no solo por unos pocos, se cual sea la causa”.

Otro de los sectores que hasta el momento no ha recibido racionamientos es Monteserrín, en el norte de la capital. María Hidalgo vive en Los Laureles, a pocas cuadras de la casa del presidente Rafael Correa. Ella contó que desde que se iniciaron los apagones, el sector de Campoalagre y Monteserrín no han sufrido cortes. “Hemos escuchado que como el Presidente vive por aquí,  no pueden cortar el servicio”.

Ante esas inconformidades, Fernando Gómez, gerente (e) de la Empresa Eléctrica Quito, señaló que sí tenían una orden para no desabastecer de energía en ese sector, por la peligrosidad que aumentaría en el caso de que se realice un corte. Pero aseguró que desde la próxima semana estos barrios también serán tomados en cuenta para el racionamiento. 

El funcionario explicó que para iniciar el cronograma de racionamientos, se han aplicado políticas basadas en experiencias pasadas. Asimismo, de acuerdo con el nivel de consumo de los sectores.

Añadió que esta vez se pone más  énfasis en salud, seguridad y productividad. “El propósito es no afectar a las industrias y proteger a los ciudadanos en zonas de alto riesgo y peligrosidad”.

Por lo que indicó que tampoco en La Marín y en el Centro Histórico se realizan cortes de energía. La próxima semana -adelantó Gómez- se reunirán con el alcalde Augusto Barrera y varias autoridades municipales para organizar el cronograma de una mejor manera. “Allí también se buscará incluir a la movilidad con el fin de no afectar a las intersecciones principales. “Con eso se evitan accidentes y se mejora el tránsito”.

Testimonios

Fanny Silva/ Shushufindi

Tengo pérdidas del 50% y mis hijos se sofocan

Los cortes de luz están generando un caos, porque al mismo tiempo nos quitan el agua. Soy dueña  de un restaurante y tengo que  adelantar las meriendas, pues a las 18:00 ya nos cortan la electricidad. La gente viene a merendar desde las 16:00, una hora diferente a la habitual. Tampoco puedo comprar lo suficiente en carnes, porque al rato ya se dañan. Lo mismo pasa con los mariscos. Ahora, debo adquirir todo al diario y en menor cantidad. Así se gasta más.

Con esto tengo pérdidas del 50% en mi negocio. Además, me preocupa que alguno de mis aparatos del local o de mi casa se quemen. También es triste llegar a casa y encontrar a mis hijos haciendo sus tareas con la luz de las velas, sofocándose con el calor excesivo, sin que funcionen los ventiladores. Para rematar, yo llego cansada tras toda una jornada de trabajo. Sin luz no se puede compartir con la familia, es como que si algo hiciera falta. Nuestra rutina cambió.

Jorge Castro / Machala

Estudio en la noche y las clases no son regulares

Estoy en noveno año, en la sección nocturna. Mi horario de clases es de 19:00 a 22:30. Pero desde hace una semana tenemos clases irregulares, por los apagones. Como el viernes anterior todavía no sabíamos cuánto iban a durar los cortes, ese día nos dijeron que no había asistencia. Era porque nadie sabía.

Pero toda esta semana no hemos tenido clases las dos primeras horas, porque en el colegio se va la luz de 19:00 a 21:00. Solo nos queda una hora y media de aprendizaje, pero en ese tiempo no hacemos casi nada. Los profesores nos dijeron que ingresemos a clases a las 20:00 y que nos quedemos hasta las 23:00. 

Para algunos es muy tarde y como en otros sectores tampoco hay luz, se nos hace peligroso. El Rector nos dijo que tenemos que recuperar los sábados, yo no voy a poder porque debo trabajar. Otros compañeros también son empleados, por esa razón  nos matriculamos en la noche.

Otras ciudades

Austro. Paute sigue a 8 metros del mínimo y en Cuenca llovió

En la tarde ayer, una lluvia moderada se registró en la capital azuaya y en las zonas aledañas, desde las 15:30. La precipitación duró casi una hora. Sin embargo, no se trató de un fuerte aguacero que aporte significativamente al embalse Amaluza, de la Central Paute.

La cota de este embalse continuaba en los 1 968 metros sobre el nivel del mar. Este ha sido el nivel durante los últimos cinco días. La intención es mantener esta reserva de agua en el caso de que la sequía se agrave en la región. Además, porque los niveles de ingreso de agua a la presa Daniel Palacios continúan siendo bajos. A las 15:00 bordeaban los 33 metros cúbicos por segundo. Con este abastecimiento de líquido, esta central, ubicada en la zona oriental de Azuay,  generó 1 885 megavatios hasta las 15:00 de ayer.

Hasta esa hora, la demanda de energía del país se ubicó en  los 23 326 megavatios, que fue cubierta con aporte de las hidroeléctricas, termoeléctricas y la interconexión con Colombia. Ese país, entre las 06:00 y la 07:00 de ayer, no entregó energía Ecuador, según datos del Centro Nacional de Control de Energía. La emergencia persiste. REDACCIÓN CUENCA

Machala. La atención en las entidades públicas no se alteró

La atención en la mayoría de las entidades públicas, que tienen sus oficinas en el centro de Machala, no está afectada por los racionamientos de energía. Esto se debe a que en el centro la luz no se va en  horas laborables. Los racionamientos en este sector son de 06:00 a 09:00; y de 21:00 a 23:00. En el edificio de la Gobernación, donde funcionan otras ocho entidades, las actividades administrativas no se han alterado.

En el inmueble, de seis pisos, funcionan las oficinas del Plan Binacional, la Sala Situacional del Comité de Operaciones de Emergencia, el Consejo Nacional de Discapacidades, las comisarías Primera de Policía y de la Mujer, la Intendencia, la delegación provincial de la Procuraduría y la oficina de pasaportes. El servicio  tampoco se modificó en la Municipalidad ni en la Prefectura, que están a tres cuadras de ahí.

En el cronograma de racionamientos, la Corporación Eléctrica de El Oro anunció que a partir del miércoles se reduciría el tiempo de los racionamientos, durante la mañana (de 06:00 a 08:00). Pero pese a la noticia, el sector céntrico volvió a permanecer sin energía durante tres horas, de 06:00 a 09:00. RED. MACHALA

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)