28 de noviembre de 2017 22:38

Honduras sigue esperando resultado electoral en medio de denuncias

Cientos de seguidores del gobernante Partido Nacional participan en una marcha en Tegucigalpa por segundo día para expresar su apoyo al presidente y aspirante a la reelección, Juan Orlando Hernández. Foto: EFE.

Cientos de seguidores del gobernante Partido Nacional participan en una marcha en Tegucigalpa por segundo día para expresar su apoyo al presidente y aspirante a la reelección, Juan Orlando Hernández. Foto: EFE.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Honduras seguía este martes 28 de noviembre de 2017 en ascuas respecto al resultado de la elección presidencial del domingo, mientras el opositor Salvador Nasralla acusaba al presidente Juan Orlando Hernández de manipular las actas de votación para alzarse con la victoria.

La denuncia de Nasralla, un popular presentador de televisión de 64 años, coincide con una erosión en la ventaja de cinco puntos que tenía el lunes en la madrugada en el primer conteo de votos.

En la noche del martes, el opositor tenía 2,48 puntos por encima del mandatario actual, con 69,03% de las actas computadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) .

Hernández, de 49 años, postulado a la reelección por el derechista Partido Nacional (PN) , insistió en que cuenta con cifras basadas en las actas oficiales que indican que él ganó la elección por estrecho margen.

En entrevista con AFP , el izquierdista Nasralla dijo que hay indicios de que el TSE “está fabricando” nuevas actas para cambiar el resultado en favor de Hernández.

“Es prácticamente un instinto de supervivencia (de Hernández). Él sabe que si no continúa de presidente se lo van a llevar extraditado del país. Ese es el problema que él tiene”, sostuvo.

En una declaración posterior, Nasralla dijo a periodistas que “ apesar de nuestra ventaja, ellos pueden intentar robarnos la elección (...) Es imposible que se revierta la tendencia como se está revirtiendo”.

Acusó al presidente del TSE, David Matamoros, de actuar bajo órdenes de Hernández.

Ante ello, Matamoros, pidió a los candidatos, sin mencionar directamente a Nasralla, aceptar el resultado cualquiera que sea.

“Les pedimos a los candidatos tener paciencia y tener serenidad para aceptar el veredicto” de las urnas, dijo Matamoros. “El tribunal no decide quién gana, el tribunal simple y sencillamente procesa las actas”, agregó.

La jefa de la misión de observadores de la Unión Europea, la eurodiputada portuguesa Marisa Matias, había reclamado la lentitud en la divulgación de datos.

“Tras dos días sin anunciarse nuevos resultados, el tribunal debe establecer una comunicación más fluida, publicando actas conforme van llegando (...) como se hizo en la votación de 2013”, indicó Matias.

Matamoros aseguró que el conteo de votos se ha acelerado y que espera completar la totalidad de las actas a más tardar la mañana del jueves. En tanto, opositores y oficialistas salían a las calles a celebrar sus “victorias”.

“Cuatro años más” y “¿Quién dijo miedo?” , gritaban unos 20 000 simpatizantes del derechista Partido Nacional de Hernández, que caminaron hasta el portón de la Casa Presidencial.

Frente a las bodegas donde se contabilizan las actas, se concentraron unos 400 opositores al grito de: “Queremos resultados” y “fuera JOH”, por las iniciales de Hernández.

Los analistas sostienen que la votación a favor de Nasralla refleja su popularidad entre la población hondureña tras 40 años de presencia constante en la televisión, con programas de farándula y deportes.

Paralelamente, apuntan a un castigo por las tendencias autoritarias y denuncias de corrupción contra el gobierno de Hernández, pese a que le reconocen logros en materia de seguridad y estabilidad económica.

“El resultado no fue tanto a favor de alguien como en contra del gobierno”, dijo a AFP el empresario Adolfo Facussé, presidente de Fundación Covelo de apoyo a los pequeños productores.

“El problema para la mayoría es que no hay empleo. El gobierno ha tenido estrategias para combatir la criminalidad, pero eso por sí solo no mejora la vida de la gente”, destacó el empresario.

Una de las naciones más pobres de América Latina, Honduras es además uno de los países sin guerra más violentos del mundo, con una tasa de homicidios que en 2016 se situó, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional, en 60 por 100 000 habitantes.

Por su parte, el estadounidense Eurasia Group, de análisis de riesgo, advirtió que un triunfo de Nasralla podría conducir a políticas populistas motivadas por su cercanía con Manuel Zelaya, derrocado de la presidencia tras un golpe de Estado en 2009.

“Una victoria de Nasralla representaría incertidumbre de corto plazo para los inversionistas. Su plataforma de campaña fue muy populista, incluidos promesas de cortar impuestos sobre la renta y dar servicios sociales gratuitos”, señaló la evaluación de Eurasia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)