17 de marzo de 2017 07:23

Un hombre dijo que tenía 2 000 tumores y estafó a 8 000 personas

Según la investigación, Paco Sanz exageraba su diagnóstico médico y hacía creer a sus víctimas que padecía una enfermedad terminal. Foto: www.ayudapacosanz.com

Según la investigación, Paco Sanz exageraba su diagnóstico médico y hacía creer a sus víctimas que padecía una enfermedad terminal. Foto: www.ayudapacosanz.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia EFE

Un español que se llama Francisco (Paco) Sanz se quejó de que tenía 2 000 tumores y de que padecía el síndrome de Cowden solo para estafar casi 270 000 dólares a unas 8 000 personas que trataron de ayudarle a curarse de su falsa dolencia.

Y todo por mantener un tren de vida propio de los ricos y famosos, según confirmó este viernes 17 de marzo la Policía.

El hombre, de 46 años, para el que el juez ordenó prisión sin fianza a primeros de marzo, había sido detenido junto con sus padres en una operación de la Policía Nacional española, que lo acusó de estafa, apropiación indebida y blanqueo de capitales.

Según la investigación, Paco Sanz exageraba su diagnóstico médico y hacía creer a sus víctimas que padecía una enfermedad terminal.

A través de redes sociales, organización de eventos y publicación de libros recaudó casi 270 000 dólares que no destinó a curarse de nada sino a comprar automóviles de alta gama, comprar en tiendas de lujo y viajar a lugares exóticos.

Los agentes confirmaron que Paco Sanz nunca recibió tratamiento de quimioterapia y que la patología que padece no es una enfermedad mortal.

Gracias a la colaboración de la embajada de Estados Unidos en Madrid, el hombre viajó hasta 11 veces entre 2010 y 2012 a ese país, donde se sometió únicamente a un ensayo clínico completamente gratuito.

Paco Sanz abrió una página web para recaudar fondos para poder tratarse su enfermedad.

El síndrome de Cowden es una enfermedad de origen genético que se caracteriza por la aparición de tumores benignos en la piel, tiroides, tracto intestinal, cerebro o útero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)