29 de mayo de 2017   15:36

Un hombre recibió prisión preventiva por estar involucrado en un presunto caso de abuso infantil en Tumbaco

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 7
Sara Ortiz

Un hombre de 45 años de edad fue detenido por la Policía Nacional el pasado 26 de mayo de 2017, en el sector de Tumbaco, por ser el principal sospechoso de la presunta violación de una menor de edad. La Fiscalía abrió un investigación por el caso.

Según la Dirección Nacional de la Policía para Niños y Adolescentes (Dinapen), la menor, de 13 años de edad y que sería hija del investigado, reportó el hecho la noche del jueves 25 de mayo. 

El agente que respondió la llamada intentó calmar a la menor y tomar su nombre, pero minutos después cuando quiso recopilar más datos la comunicación se cortó. Los intentos por devolver la llamada y establecer de nuevo la comunicación fueron en vano: el teléfono estaba apagado.

Sin embargo, a través del Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, el agente rastreó la dirección desde donde se realizó la última llamada antes de que la señal se perdiera. El reporte telefónico indicaba una casa en el sector de Tumbaco, hacia el nororiente de Quito.

Tras la llamada, dos agentes acudieron al sitio y preguntaron a vecinos por la joven. Así fue cómo ubicaron la casa. Pero al presentarse como investigadores, las personas que estaban en su interior evitaron responder.

Un agente montó guardia en ese lugar toda la noche, mientras que otro acudió a la Fiscalía de turno para tramitar una orden de allanamiento. Horas después, cuando ya había amanecido, con la orden firmada por un juez de la Niñez de Pichincha llamaron a la puerta de la vivienda. Ante la amenaza de que la puerta sería derribada, el sospechoso abrió y fue arrestado. 

La menor de edad, quien se encontraba en la casa, fue rescatada por los agentes. Según su versión, su padre de 45 años abusada sexualmente de ella desde hace algunos años. La última vez fue justo la noche del 25 de mayo, antes de llamar a la Dinapen y pedir ayuda.

Ahora este caso se encuentra en la Fiscalía especializada en violencia de género, quien abrió una investigación. Tras la audiencia de flagrancia el padre recibió prisión preventiva mientras que la menor fue  llevada a una casa de acogida en donde se le realizarán exámenes psicológicos y médicos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)