9 de noviembre de 2016 15:08

Hillary Clinton lamenta su derrota y le desea éxito a Trump

Hillary Clinton habló ante sus seguidores en Nueva York. Foto: AFP

Hillary Clinton habló ante sus seguidores en Nueva York. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 27
Indiferente 4
Sorprendido 5
Contento 19
Agencia EFE

Hillary Clinton lamentó este 9 de noviembre del 2016 su derrota en los comicios presidenciales y deseó a Donald Trump que sea un presidente de Estados Unidos "exitoso".

"No es el resultado que queríamos, y lamento que no hayamos ganado para poder defender nuestros valores", afirmó la candidata presidencial demócrata en los comicios del martes al presentarse ante decenas de seguidores en Nueva York.

"Donald Trump va a ser nuestro presidente. Le debemos una mente abierta y una oportunidad de liderar", agregó Clinton, en su primera aparición tras las votaciones del 8 de noviembre en EE.UU.

La candidata demócrata habló ante miembros de su campaña y simpatizantes en un hotel de Nueva York, apenas unas horas después de haber telefoneado a Trump para felicitarle por su victoria. Lo hizo acompañada por su marido, Bill Clinton, y por su hija, Chelsea, y jaleada por decenas de seguidores, que la recibieron en pie y entre gritos de "¡Te queremos!".

La exsecretaria de Estado dejó claro que no discute el resultado de las urnas y confió en que Trump sea "un presidente exitoso para todos los estadounidenses", al tiempo que le ofreció su colaboración en favor del interés nacional.

"Hemos visto que nuestra nación está más dividida de lo que creíamos, pero yo todavía creo en Estados Unidos y siempre lo haré", dijo Clinton, vestida de negro y púrpura, un color que muchos analistas interpretan como un mensaje de unidad, al combinar el azul de los demócratas con el rojo de los republicanos.
Clinton defendió la importancia de una transferencia pacífica del poder al nuevo presidente y exigió a los suyos respetar ese principio constitucional.

Pero también les animó a comenzar a trabajar ya mismo para recuperar el país y hacer avanzar la agenda que ella ha defendido durante su campaña: "Nuestra responsabilidad como ciudadanos es seguir poniendo de nuestra parte para construir los EE.UU. mejores, más fuertes y más justos que buscamos".

"Esta derrota duele, pero por favor, nunca dejen de creer que luchar por lo correcto merece la pena", dijo a los suyos una Clinton visiblemente emocionada y que dedicó palabras especiales a las mujeres y a las niñas.

"A todas las mujeres, especialmente a las jóvenes, que pusieron sus esperanzas en esta campaña y en mi: quiero que sepan que nada me ha hecho más orgullosa que ser su defensora", dijo. "Y a todas las niñas que están viendo esto: nunca duden de que son valiosas y poderosas y de que merecen cada oportunidad en el mundo para perseguir y hacer realidad sus sueños", añadió.

Clinton lamentó no haber sido capaz de romper "el techo de cristal" y convertirse en la primera mujer en alcanzar la Presidencia de EE.UU., pero se mostró convencida de que ese momento llegará. "Todavía no hemos roto el techo de cristal más alto y más duro. Pero algún día alguien lo hará. Con suerte antes de lo que creemos", señaló.

Clinton animó también a seguir "derribando todas las barreras que frenan a cualquier estadounidense" y defendió que "el sueño americano es suficientemente grande para todos". "Para la gente de todas las razas y religiones, para hombres y mujeres, para inmigrantes, para personas Lgbt y personas con discapacidades. Para todos", insistió.

Entre el público, muchos miembros de la campaña y simpatizantes eran incapaces de contener las lágrimas, que ya habían comenzado a aflorar cuando el candidato demócrata a vicepresidente, Tim Kaine, subió al escenario minutos antes para presentar a Clinton.

Visiblemente emocionado, Kaine se mostró orgulloso de haber podido acompañarla en esta carrera y destacó que Clinton ha hecho historia en un país "muy bueno en muchas cosas, pero que ha hecho excepcionalmente difícil" que las mujeres alcancen los puestos de responsabilidad más altos.

El senador por Virginia, en todo caso, dejó claro que no es momento de rendirse y citó a William Faulkner para decir algo así como "nos han matado, pero todavía no han acabado con nosotros".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (18)