7 de junio de 2016 07:11

Hillary Clinton se impone en las primarias de Puerto Rico

Hillary Clinton se acerca aún más a la nominación como candidata presidencial por su partido. Foto: AFP

Hillary Clinton se acerca aún más a la nominación como candidata presidencial de su partido. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Hillary Clinton se impuso el 5 de junio en las primarias demócratas de Puerto Rico a su contrincante Bernie Sanders, por un amplio margen, con lo que se acerca aún más a la nominación como candidata presidencial de su partido de cara a las elecciones de noviembre.

Con más de la mitad del voto escrutado (el 53.13 %), la Comisión Estatal de Elecciones de Puerto Rico detalló este domingo que la ex secretaria de Estado de EE.UU. obtuvo el 59.45 % de los votos, mientras que el senador se quedó con el 37 % de los votos.

En juego están 60 delegados, los mismos que según diversos sondeos le faltan a la esposa del expresidente Bill Clinton para acumular los delegados necesarios para hacerse con la victoria en esta larga carrera por la candidatura demócrata a ocupar la Casa Blanca a partir del próximo año.

Sin embargo, es previsible que no se lleve todos los delegados en juego, ya que para ello necesitaría vencer con más del 85 % de los votos. El martes previsiblemente quedará sentenciada la nominación, tras las elecciones en California, Montana, Nueva Jersey, Nuevo México, Dakota del Norte y Dakota del Sur, con un total de 806 delegados.

Los delegados de Puerto Rico se repartirán proporcionalmente entre Clinton y Sanders en función del recuento final de votos, que previsiblemente no estará disponible hasta entrada la madrugada del lunes. A estas alturas del recuento, la ex primera dama de EE.UU. se hará con cerca de 36 delegados.

En cualquier caso, la ventaja de este lunes de Clinton fue contundente, sin que ello sorprendiera, ya que partía como clara favorita en una isla donde el matrimonio Clinton goza de gran aceptación, pese a que Sanders realizó una campaña más intensa y comprometida.

En esta jornada, los 2.8 millones de puertorriqueños con derecho a voto también estaban llamados a pronunciarse en las primarias de los dos principales partidos locales, el gobernante Partido Popular Democrático (PPD) y el opositor Partido Nuevo Progresista.

Una de las nominaciones más esperadas era la del candidato a gobernador por el PNP, que se batirá en las urnas con David Bernier, el presidente del PPD y único que se postula a gobernar la isla caribeña en la próxima legislatura.

Finalmente, y con el 89.8 % de los votos escrutados, el vencedor fue Ricardo Rosselló, que pese a su falta de experiencia política se hizo con el 51.08 % de los votos, frente al actual representante de Puerto Rico en Washington (lo que se conoce como comisionado residente), Pedro Pierluisi, que había confiado en su amplio bagaje en el mundo de la política y que sin embargo se quedó con el 48.92 % de los votos. Tras conocerse su derrota, este último anunció su renuncia al cargo de presidente del PPD.

Así, Rosselló, científico de profesión, hizo valer su juventud y el legado de su padre, un admirado exgobernador de la isla, para hacerse con la candidatura del PNP a la Gobernación en una legislatura que promete ser complicada, ya que Puerto Rico acumula una década de recesión y su falta de liquidez es tal que el Gobierno ha tenido que dejar de pagar la deuda.

Además, ha suplicado a Washington que le permita acogerse a la Ley federal de Quiebras para que sus municipios y entidades públicas puedan declararse en bancarrota.

Por el momento, lo único que ha conseguido sin embargo es que Washington prepare la constitución de una junta de control fiscal con miembros elegidos por el presidente de EE.UU. que tendrá un poder superior al del propio Gobierno de la isla y que ayudará a reestructurar la deuda y enderezar las cuentas públicas.

Aunque con reservas, Clinton apoya la constitución de esa junta federal, mientras que Sanders se opone tajantemente a esa solución "colonialista" y aboga por el rescate por parte de la Reserva Federal y la inyección de fondos públicos para incentivar la inversión.

Aunque los puertorriqueños pueden participar en las primarias de los partidos estadounidenses, no tienen derecho a votar en las elecciones generales, a no ser que se hayan mudado al territorio estadounidense continental.

Esta fue la primera vez en la que los electores boricuas ejercieron su derecho al voto a través de un escrutinio electrónico -aunque sólo para las primarias locales, y no para las demócratas de EE.UU.- y, pese a que se reportaron incidentes menores en algunos centros de votación, durante el día no se registraron problemas serios con las máquinas de votación.

Otras de las nominaciones más esperadas hoy eran las de los aspirantes por ambos partidos a comisionado residente, es decir, el representante único de Puerto Rico en Washington, aunque sin derecho a voto.

Por el gobernante PPD, y con el 91.69 % escrutado, resultó ganador Héctor Ferrer, que se hizo con el 57.7 % de los votos, mientras que Ángel Rosa se quedó en el 42.3 %. Por el opositor PNP, con el 89.71 % contabilizado, venció Jennifer González (70.56 %) sobre Carlos Pesquera (29.44 %).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)