16 de mayo de 2016 16:42

Hijo de expresidente hondureño Lobo se declara culpable de narcotráfico 

El expresidente, Porfirio Lobo, agradecido a Hernández por haberlo informado sobre la situación de su hijo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Porfirio Lobo, agradecido al actual presidente de Honduras por haberlo informado sobre la situación de su hijo. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP

El hijo del expresidente hondureño Porfirio Lobo, Fabio Lobo, se declaró este lunes culpable ante un juez federal de Nueva York de conspiración para importar y distribuir cocaína en EE.UU., indicó la fiscalía.

Lobo había sido detenido en mayo del año pasado en Haití y extraditado a Nueva York acusado de cometer el delito entre 2009 y 2014, justamente en los años en que su padre era presidente de Honduras tras el golpe de Estado que derrocó al mandatario Manuel Zelaya el 28 de junio de 2009.

Este lunes, en una audiencia ante la jueza federal Lorna Schofield en los tribunales del sur de Manhattan, el hijo del expresidente hondureño entre 2010 y 2014 se declaró culpable del cargo en su contra.

Fabio Lobo, de 44 años, puede ser condenado a una pena mínima de 10 años en prisión y una máxima de cadena perpetua. La sentencia se dará a conocer el 15 de septiembre, señaló la fiscalía.

“Fabio Lobo ha admitido ahora que conspiró para importar miles de kilogramos de cocaína en EE.UU. Sea un vendedor callejero, un miembro de un cartel o el hijo de un expresidente extranjero, un traficante de droga es un traficante de droga” , dijo el fiscal federal Preet Bharara citado en un comunicado.

La detención y extradición de Fabio Lobo se enmarcó en la ofensiva del actual presidente hondureño Juan Orlando Hernández contra los narcotraficantes que transportan drogas desde Sudamérica hacia EE.UU., y a los que se atribuyen siete de cada diez muertes violentas que se registran en Honduras.

Con esas acciones, en las que participan autoridades militares y policiales, la tasa de homicidios bajó en Honduras de 68 por cada 100.000 habitantes en 2014 a 60 en 2015, pero sigue siendo de las más altas del mundo.

Tras conocerse la detención de su hijo, el expresidente Lobo había agradecido a Hernández por haberlo informado y subrayó que no le deseaba lo ocurrido “a ningún padre” .

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)