10 de septiembre de 2014 11:21

Hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair, para el 2016

armando prado / el comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 4
Indiferente 6
Sorprendido 63
Contento 48
Redacción Negocios (I)

El mayor proyecto hidroeléctrico del país registra un avance del 71%, lo cual hace prever que en un par de años más podrá entrar en operación.

Una delegación del Gobierno, encabezada por el Presidente de la República y acompañada de medios de comunicación realizó ayer un recorrido por las obras.

El proyecto hidroeléctrico Coca-Codo Sinclair está ubicado en las provincias de Napo y Sucumbíos, en los cantones El Chaco y Gonzalo Pizarro. Ahí se levanta la mayor central hidroeléctrica del Ecuador, cuya potencia es de 1 500 megavatios, un 50% más que Paute.

Hasta el 31 de agosto del 2014, los trabajos en este proyecto registraron un avance del 71%, informaron los fiscalizadores.

El presidente de la República, Rafael Correa, realizó la inauguración simbólica de una de las ocho turbinas que tendrá la hidroeléctrica, cada una con una potencia de 187,5 megavatios (MW).

Jorge Carrasco, inspector de la Casa de Máquinas, aseguró que la obra no cuenta con ningún tipo de retraso y que todo apunta a que desde el 2016 la hidroeléctrica aportará con 1 500 MW de potencia al país, lo que equivale al 36% de la oferta de energía eléctrica.

El Presidente de la República también realizó la colocación simbólica de la primera turbina de la hidroeléctrica Coca-Codo Sinclair. Con ello se inicia la instalación de ocho de estos equipos en la Casa de Máquinas.

Carrasco comentó que la primera turbina llegó esta semana a la Casa de Máquinas para su instalación. Asimismo, se colocó uno de los ocho rodetes, una pieza situada dentro de una tubería o conducto encargada de impulsar el fluido de agua.

Todos estos equipos estaban almacenados desde que se iniciaron las obras, pero se esperaba que cada una de sus fases se cumplan para comenzar con la instalación , añadió.

Luciano Cepeda, gerente de la empresa Coca-Codo Sinclair, aseguró que las turbinas fueron importadas de Austria y que constituyen una pieza clave para el proyecto hidroeléctrico.

La Caverna de la Casa de Máquinas es una megaobra que mide 26 metros de alto y tiene una profundidad de 212 metros.Todos los equipos mecánicos se arman en este lugar.

Solo en la Casa de Máquinas, dice Carrasco, trabajan unas 50 personas, dedicadas únicamente a la fiscalización, mientras que el número de obreros escila entre 200 y 300.

Correa dijo que se ha invertido unos USD 2 000 millones hasta ahora en este proyecto. “Es la obra más grande que se ha realizado hasta la fecha en el país y solo podrá ser superada por la Refinería del Pacífico, o Yachay en el futuro”.

El Mandatario añadió que gracias a esta obra se podrá exportar servicios energéticos y se podrán aplicar proyectos como las cocinas de inducción.

“Vamos a poder superar de una vez por todas el nefasto uso del Gas Licuado de Petróleo (...) cada día que no tenemos Coca-Codo Sinclair el país pierde USD 1,5 millones. Cada año, Coca-Codo va a ahorrar USD 450 millones en importación de combustibles”.

Ecuador destinó USD 291 millones en subsidio al Gas Licuado de Petróleo en los siete primeros meses del presente año, según datos del Banco central del Ecuador. Al cierre del 2013, ese monto ascendió a 522 millones, un 14% de los subsidios a los combustibles, ya que la mayor parte de este beneficio está en la venta de gasolina y diésel.

Con el ingreso del Coca-Codo Sinclair, además de otras siete centrales hidroeléctricas, el Gobierno prevé reducir el costo de la energía eléctrica, lo cual incentivará su consumo y permitirá que los habitantes del país cambien paulatinamente sus cocinas de gas por unas eléctricas de inducción.

Lo anterior significará una reducción del subsidio al gas, aunque se mantendrá un subsidio al consumo eléctrico, que estará vigente hasta el 2018.

El mes pasado, el Gobierno arrancó un plan para cambiar las cocinas de gas, aunque las fábricas nacionales aún están afinando sus líneas de producción. Se espera que las ventas repunten el próximo mes.

Entre los planes del Régimen también está exportar energía eléctrica a los países de la región, aprovechando la mayor oferta que tendrá el país con las nuevas centrales. Sin embargo, se prevé un aumento importante en la demanda, producto del uso masivo de cocinas de inducción y obras como el Metro de Quito o la Refinería del Pacífico.

Las inversiones que está realizando el Régimen en las nuevas centrales hidroeléctricas explica, en parte, las mayores necesidades de financiamiento del Presupuesto del Estado.

El Gobierno señaló que este y el próximo año existirá un déficit fiscal del 5% del PIB, el más alto de la actual administración y que equivale a unos USD 5 000 millones.

En contexto

Las obras en el proyecto hidroeléctrico Coca-Codo Sinclair arrancaron el 29 de julio del 2010. Las autoridades prevén que la central abastecerá de energía al país a finales de enero del 2016. Su costo superará los USD 2 000 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (1)