11 de septiembre de 2017 12:05

Cinco millones de hectáreas inundadas en el centro de Argentina

Las fuertes lluvias que cayeron durante el fin de semana también anegaron varias localidades en los alrededores de la ciudad de Buenos Aires y obligaron a evacuar a unas 500 personas en Pilar, Quilmes y la ciudad de La Plata.  Foto: Twitter Quilmes Munici

Las fuertes lluvias que cayeron durante el fin de semana también anegaron varias localidades en los alrededores de la ciudad de Buenos Aires y obligaron a evacuar a unas 500 personas en Pilar, Quilmes y la ciudad de La Plata. Foto: Twitter Quilmes Municipio‏

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Las inundaciones en la región central de Argentina se agravaron en las últimas horas por los temporales de lluvia que azotaron el país y cerca de cinco millones de hectáreas se encuentran bajo el agua, según estimaciones difundidas hoy, 11 de septiembre de 2017.

Las fuertes lluvias que cayeron durante el fin de semana también anegaron varias localidades en los alrededores de la ciudad de Buenos Aires y obligaron a evacuar a unas 500 personas en Pilar, Quilmes y la ciudad de La Plata.

Amplias zonas se quedaron además sin energía eléctrica, al tiempo que miles de personas no pudieron salir de sus viviendas porque las calles se anegaron. Las inundaciones repercutieron en la principal región agropecuaria argentina y se calcula que dejarán pérdidas multimillonarias.

"Las lluvias de las últimas horas agravaron la situación que estamos viviendo en las zonas ya inundadas en las provincias de Buenos Aires y La Pampa", declaró el titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías De Velazco.

El dirigente rural estimó que las inundaciones ya causaron pérdidas en ambas provincias por más de USD 1. 500 millones. Los productores agropecuarios señaló que las napas de agua subterráneas están colapsadas y ya casi en la superficie.

"En nueve meses llovieron 1 100 milímetros y superamos la media anual de 1 000: el suelo no resiste más lluvias, no hay capacidad de absorción", advirtió el presidente de la Sociedad Rural de la localidad bonaerense de Henderson, Pablo Ginestet.

Los caminos rurales, habitualmente de tierra, están anegados e intransitables, lo que dificulta la producción agropecuaria. Carbap estimó que hay más de cinco millones de hectáreas inundadas en las provincias de Buenos Aires, La Pampa y el sur de Santa Fe y Córdoba, más otras amplias áreas afectadas por el exceso hídrico.

"En síntesis, con casi ocho millones de hectáreas comprometidas, peligra el 25% de la agricultura y el 26% de la ganadería", advirtió la entidad en un informe realizado en base a un relevamiento de imágenes satelitales. Esto generará pérdidas en las cosechas de trigo y reducirá las siembras de soja, maíz y girasol, además de causar graves perjuicios en ganadería y lechería.

"Siempre se hace referencia a los millones que se pierden, pero nadie habla del costo social que tiene esto para la gente que vive en el campo. Es algo que no se puede medir, pero por ejemplo cuando las vacas están pariendo, ¿saben lo que es para un ganadero tener que salir en medio de la lluvia a asistirla para ver cómo, finalmente, se mueren los terneros?", alertó De Velazco en declaraciones a la agencia estatal Télam.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)