29 de January de 2010 00:00

Hasta tres semanas toma el registro del acta de finiquito

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios

Los ciudadanos que acuden a la Subsecretaría de Trabajo de Pichincha deben realizar nuevos trámites para registrar los contratos de trabajo y las actas de finiquito. Estas últimas legalizan el fin de una relación laboral.

El 19 de octubre de 2009 entraron en vigencia nuevos procesos para legalizar estos documentos, los cuales tomaban antes un día, pero hoy tardan hasta tres semanas, dependiendo del caso.  

Según el viceministro de Trabajo, Francisco Vacas, el tiempo de demora es justificable. “Antes no se revisaban los documentos y ahora el proceso de chequeo es riguroso. El cambio lo hicimos porque recibimos denuncias de corrupción. Supimos que incluso se cobraban USD 15 por trámite, cuando estos son gratuitos”.     

Hasta octubre pasado, el registro de contratos implicaba entregar los documentos en las inspectorías  y volver  el día siguiente para recogerlos sellados.

El Ministerio de Relaciones Laborales explicó que para registrar los contratos ahora hay que entregar los documentos, esperar ocho días hábiles para su revisión y luego acudir a retirarlos.

Personas como Nela Jiménez, quien acudió a realizar este trámite, creen que la medida es positiva. “Soy empleadora y con esto transparento las cosas ante los  trabajadores que contrato”.

En estos casos, el inspector de Trabajo debe chequear que los documentos lleguen con la información completa: sueldo, horas de trabajo, beneficios, etc. Hasta octubre del año anterior no había ese control, según el Ministerio.

Los que están menos contentos son quienes acuden a registrar las actas de finiquito. “Llevo tres semanas haciendo este trámite. Y lo terrible es que si hay datos incorrectos  en los documentos se extiende el proceso una semana más hasta realizar la rectificación”, dijo  María Luisa Vargas.

Con las reglas anteriores, luego de que el trabajador y el empleador llegaron a un acuerdo sobre el pago de liquidación, los documentos se entregaban en la Inspectoría de Trabajo y al día siguiente se devolvían sellados.

Ahora el proceso consiste en entregar el acta de finiquito y esperar 72 horas hábiles mientras se revisa el documento. En esta etapa el inspector revisa el motivo de salida del trabajador, el monto de la liquidación a pagar, etc.

Luego el empleador retira los papeles aprobados y acude al inspector con el fin de fijar el día y la hora para firmar el acta y entregar el cheque al trabajador. Esto suele tomar  una semana después de recibir los documentos.  

Las quejas no solo se dan por la demora en los proceso sino por la lentitud en el trabajo de quienes atienden en las ventanillas.

Vacas explicó que esto se produce por falta de personal. “Contamos con 20 personas que reciben la documentación. Apenas tenemos dos inspectores, aunque desde febrero llegarán dos más”.

De ahí que la carga de trabajo aumentó. A diario se reciben 200 actas de finiquito y 350 registros de contratos. El Ministerio aún no tiene datos de  los resultados que arrojó la implantación de los nuevos controles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)