9 de agosto de 2016 07:43

Hamás niega las acusaciones de desvío de ayuda internacional para sus fines

Niños palestinos sostienen carteles de Mohammed Halabi (c), el director de la Franja de Visión Mundial, una de las principales Cristiano ONG con sede en Estados Unidos, durante una protesta para apoyarlo en la ciudad de Gaza. Foto: AFP

Niños palestinos sostienen carteles de Mohammed Halabi (c), el director de la Franja de Visión Mundial, una de las principales Cristiano ONG con sede en Estados Unidos, durante una protesta para apoyarlo en la ciudad de Gaza. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El movimiento islamista palestino Hamás negó el martes 9 de agosto del 2016 las acusaciones de Israel, que ha procesado a dos empleados de organizaciones de ayuda en Gaza (uno de ellos de la ONU), de que los fondos y recursos internacionales han sido desviados para sus propios fines.

En un comunicado remitido a los medios, el portavoz del grupo Sami Abu Zuhri, rechazó las alegaciones y señaló que "son falsas e infundadas las supuestas acusaciones israelíes relacionados con la filtración de dinero del PNUD, Save the Children o World Vision para el movimiento Hamás".

El portavoz de Hamás dijo que "forman parte de un plan de Israel para reforzar el bloqueo y asfixiar la franja de Gaza persiguiendo a las organizaciones de asistencia internacional" que trabajan en este territorio palestino.

Su objetivo es "restringir las actividades" de las organizaciones humanitarias, subrayó Abu Zuhri.

En el comunicado "Hamás advierte a la ocupación israelí en contra de seguir adelante con esta política y llama a la comunidad internacional a asumir su responsabilidad para hacer frente a las prácticas israelíes que tendrán consecuencias en caso de que continúen".

Israel ha procesado hoy a un trabajador palestino del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) bajo los cargos de haber favorecido al movimiento islamista Hamás en Gaza, informaron las autoridades israelíes, el segundo caso en una semana.

De acuerdo a un comunicado del Servicio de Seguridad Interior israelí, el Shin Bet, se trata de un trabajador humanitario identificado como Waheed Abdala Borsh, de 38 años y vecino de Yabalia, detenido el 16 de julio y acusado formalmente hoy ante un tribunal.

Ingeniero y encargado de proyectos de reconstrucción en el PNUD, Borsh ha sido acusado de apoyar en diferentes instancias a Hamás, movimiento islamista palestino que gobierna de facto en Gaza y es considerado una organización terrorista por EE.UU., la UE e Israel.

La imputación sigue a la del jueves pasado contra el directivo de la ONG cristiana World Vision, Mohamed el Halabi, que según Israel habría desviado fondos millonarios para actividades de la milicia armada de Hamás.

La ONG británica Save the Children ha informado en un comunicado que por el momento "no ha sido notificada por las autoridades israelíes" de acusaciones de este tipo, aunque "esta investigando sobre esta cuestión", tras informaciones de que trabajadores de su organización en Gaza podrían también estar involucrados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)