18 de octubre de 2015 16:22

Halcones chilenos ofrecieron show acrobático aéreo en Guayaquil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 12
Alexander García y
Juan Carlos Mestanza

Una hora antes del inicio del espectáculo el Malecón 2000, en el centro del Puerto Principal, ya no había espacio en “primera fila” la tarde de este sábado 17 de octubre del 2015.

Centenares de guayaquileños, así como turistas nacionales y extranjeros, llegaron a ese sector animados por el Desfile Aéreo y Show Acrobático que se brindaría en homenaje a los 95 años de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) y los 195 años de la Independencia de Guayaquil.

El público buscó acomodarse a lo largo de los 2 km del malecón porteño, incluso sorteando un área, cercada por un enrejado, destinada a miembros de la FAE y familiares llegados de otras ciudades del país.

Fue hasta que por los altoparlantes se anunció que estaban cerca los primeros aviones. Se trataba de cuatro Cheetah supersónicos de combate que partieron minutos antes de la Base Aérea de Taura.

Los aviones rompieron toda condición de vuelo, como si quedaran a la deriva en el aire. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

El estruendo provocado al sobrevolar por el malecón causó cierto temor a Dana, una pequeña de 7 años que miraba el espectáculo junto a su papá y mamá. La niña retomó la tranquilidad y el entusiasmo cuando anunciaron el paso de tres helicópteros TH-57 del Ala de Combate 22 que despegaron de la Base Aérea Simón Bolívar de Guayaquil.

Luego aparecieron aviones Supertucanos, los Halcones de la Fuerza Aérea Ecuatoriana desde donde se lanzaron papeles con los colores de la bandera nacional. Fueron píloteados por Paulo Ortega, Diego González, Bolívar Guerrero, Rodrigo Pantoja.

Los tres grupos pertenecientes a la FAE realizaron varias pasadas realzando distintas acrobacias.

Entonces fue el anuncio de que los aviones de la Escuadrilla de Alta Acrobacia Halcones de la Fuerza Aérea de Chile, punto central del show acrobático, estaban a dos minutos. El público asistente alistó sus filmadoras, celulares, tablets y cámaras para registrar ese momento.

Y frente a Guayaquil se los empezó a divisar. Los aviones rompieron toda condición de vuelo, como si quedaran a la deriva en el aire. Volaron invertidos, en vertical, en picada o al ‘filo de cuchillo’ en una formación de cuatro o cinco naves, a pocos metros de distancia. También hubo maniobras individuales. Todas arrancaron aplausos y expresiones de asombros. Incluso algunos gritos.

Los aviones rompieron toda condición de vuelo, como si quedaran a la deriva en el aire. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Los cinco pilotos: Andrés Fuentealba quien es líder del grupo, Francisco González, Pablo Herbias, Nicolás Trujillo y Pablo Schönherr, llevaron al límite las capacidades estructurales y mecánicas de los aviones Extra 300L, que lucieron los colores de la bandera chilena. Y mantuvieron en suspenso al público que llenó la zona del Malecón quienes ofrecieron un aplauso extendido cuando en el cielo los aviones dibujaron primero un corazón y luego una estrella.

Al final el público se retiró del lugar con la satisfacción de haber presenciado un espectáculo internacional y luego se dio tiempo para visitar una Casa Abierta de la FAE en las mismas instalaciones del Malecón 2000.

Humberto Fernández, comandante de la escuadra de Halcones Chilenos, recordó que es la tercera vez que realizan una exhibición en Guayaquil. Antes lo hicieron en 1985 y el 2001. “Hemos recorrido doce países y la primera vez que salimos al exterior fue a Ecuador”.

La Escuadrilla de Alta Acrobacia Halcones de la Fuerza Aérea de Chile ofrecerá un espectáculo similar mañana en el puerto manabita de Manta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (3)