21 de abril de 2016 17:20

Lasso plantea cuatro propuestas para afrontar los daños que dejó el terremoto

Guillermo Lasso líder del movimiento Creo y candidato presidencial. Foto: Archivo

Guillermo Lasso líder del movimiento Creo y candidato presidencial. Foto: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 21
Diego Puente

La oposición también presentó propuestas para hacer frente a los daños que dejó el terremoto de 7.8 grados que sacudió al país el pasado sábado 16 de abril del 2016. Guillermo Lasso, líder del movimiento Creo y candidato presidencial, planteó cuatro medidas.

La primera es la creación de un Fondo de Reconstrucción para administrar los recursos destinados a las áreas afectadas, cuya sede administrativa deberá estar en Portoviejo. El dinero provendría de impuestos temporales, venta de activos del Estado, créditos y donaciones locales y del exterior. Los depósitos irían en su totalidad a un fideicomiso.

Con este punto coincide el prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, líder del movimiento Centro Democrático. “Me parece necesario, es una catástrofe, como señal de confianza y buena voluntad, la recomendación sería crear un fideicomiso, para que los ciudadanos de a pie podamos ver que los recursos se destinan a la reconstrucción y atención a damnificados”.

La segunda propuesta es la reducción y exoneración temporal de impuestos en los territorios afectados más severamente por el terremoto en Manabí y Esmeraldas. El proyecto del candidato a presidente pone énfasis en las reformas tributarias que planteó el Ejecutivo, el miércoles 20 de abril, para afrontar esta crisis. “Los incrementos tributarios anunciados por el Gobierno no deberían afectar a los habitantes de esos sectores”.

Guillermo Lasso, líder del movimiento Creo, detalla que para facilitar las donaciones locales e internacionales propuso un Proyecto de Ley de Solidaridad que lo envió al presidente de la República, Rafael Correa.

La iniciativa está colgada en la página web de Creo y dice: “la empresa privada podrá deducir de la base imponible del impuesto a la renta la mitad del monto total que done para aliviar la emergencia. Además, se aclara que los montos donados no tienen que incluirse como gasto para calcular el anticipo del impuesto a la renta el próximo año”.

La propuesta llamó la atención del asambleísta por Alianza País, Virgilio Hernández, presidente de la Comisión de Régimen Económico y Tributario. “Este señor piensa que las donaciones que entregaron las empresas, tiene que ser contabilizadas a cargo del impuesto a la renta de las personas. Eso es lo que nos está planteando”.

Para él, esto va en contra del espíritu que han demostrado los ciudadanos y los empresarios en donar dinero e insumos para las ciudades afectadas de manera desinteresada.

Esta alternativa presentada por el líder del Movimiento Creo no podría ser debatida en la Asamblea de manera directa, ya que la única persona que puede enviar un proyecto en estas circunstancias es el Presidente de la República, aclaró Hernández.

Cuando las organizaciones sin fines de lucro importen bienes o equipos para las víctimas del terremoto estarán exentas de impuestos a la salida de divisas, aranceles y salvaguardias.

Finalmente, el cuarto punto que delineó Lasso fue que el ajuste no recaiga primordialmente en los ciudadanos. “Hay que ser mucho más específico en la promesa de venta de activos del Estado, definiendo qué, cuáles, cuánto y cómo”, finalizó su comunicado.

El asambleísta de Creo, Wilson Chicaiza, también presentó un proyecto de ley para evitar el “despilfarro de los recursos públicos” en propaganda y publicidad. En un documento entregado este jueves en la Asamblea se quiere evitar que las autoridades del Gobierno Nacional, los representantes de los gobiernos autónomos y los asambleístas gasten los recursos de manera “innecesaria” y que ese dinero se destine a las zonas afectadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (6)