3 de abril de 2017 12:09

Lasso dice que habló con Secretario de la OEA por supuesto intento de fraude

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 76
Triste 3
Indiferente 38
Sorprendido 3
Contento 56
Mónica Mendoza
Macroeditora (I)

Guillermo Lasso se proclamó ganador de las elecciones presidenciales en Ecuador, cuando se empezaron a difundir los primeros resultados no oficiales a través de los medios de comunicación del país.

A las 17:05, Guillermo Lasso se proclamaba triunfador en las elecciones presidenciales. El anuncio lo hizo con los resultados del 'exit poll'. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

A las 17:05, Guillermo Lasso se proclamaba triunfador en las elecciones presidenciales. El anuncio lo hizo con los resultados del 'exit poll'. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

Apareció en el mismo salón Isabela del Hilton Colon, en el norte de Guayaquil, donde celebró su paso a la segunda vuelta, el 19 de febrero pasado.

Ayer, 2 de abril del 2017 a las 17:05, el candidato presidencial de la alianza Creo-SUMA, que busca por segunda vez la Presidencia de la República, anunció: “¡Hemos ganado! Ha ganado la democracia”. Y se abrazó con sus simpatizantes.

Desde horas antes ya había un ambiente de triunfo entre sus seguidores, que coparon el salón y los pasillos del hotel, donde se aguardaron los resultados electorales.

Su equipo de campaña conocía que los ‘exit poll’ le daban una ventaja sobre el candidato oficialista del movimiento Alianza País (AP), Lenín Moreno. Desde horas antes comenzaron a difundir las cifras, de forma interna, y a preparar lo que sería la celebración.

Lasso estaba acompañado de su esposa, María de Lordes Alcívar, de sus hijos y de sus colaboradores más cercanos, mientras que sus simpatizantes lo ovacionaba cada vez que lo veían.

Llegó con los brazos en alto, con los dedos en señal de triunfo. En un discurso de 18 minutos apeló al sentimiento de los ecuatorianos, que -dijo- habían votado por un cambio. A su derecha estaba su compañero de fórmula, Andrés Páez, y a la izquierda el director de Creo, César Monge.

Cuando terminó el discurso del presidenciable, Monge dijo a este Diario que todavía no era momento para celebrar sino de mantener la vigilia de la votación. “No hay que irse a dormir ni a celebrar”.

Parecía una advertencia para toda la militancia de Lasso. A esa misma hora, en Quito, Moreno también se proclamaba ganador.

Lasso, de 61 años de edad, había liderado una cruzada de unidad de partidos y agrupaciones políticas y sociales alrededor de su candidatura y la propuesta de cambio. Por eso agradeció a los líderes de movimientos desde la izquierda hasta la derecha ideológica.

Ha nacido “el nuevo Ecuador” y un país de libertad y democracia. Pidió dejar atrás aquellas páginas oscuras de odio entre ecuatorianos. “Ahora tenemos un presidente que nos va a respetar a todos”.

Los gritos de “Lasso presidente” lo interrumpían.
“Ya basta de divisiones” y llamó a la unidad nacional: “para sacar adelante al país, se necesita de los 16 millones de ciudadanos”.
Pero horas después, en el mismo salón, se presentó ante los medios. “Aquí estamos, estamos en pie de lucha, que vamos a defender la voluntad popular”.

A las 21:35, Lasso señaló que estaban “trucando los votos de un candidato a otro”. Y anunció que los delegados del movimiento Creo presentarían impugnaciones a los resultados presidenciales en todos tribunales electorales de las 24 provincias.

Lasso quería conversar con los ecuatorianos a través de los medios de comunicación, para decirles como “están manipulando la información de las actas”. “Y no podemos permitir que se pretenda violentar la voluntad popular”, comentó.

Los pocos simpatizantes que aún permanecían en el salón gritaron “no al fraude”. El resto había salido del hotel a las 20:30, para sumarse a cientos de militantes de Lasso que ya estaban en las afueras de la Junta Electoral del Guayas.

El postulante se refería a los resultados que el Consejo Nacional Electoral (CNE) arrojaba hasta esa hora con el 96,02% de votos escrutados: Guillermo Lasso con 48,88% y Lenín Moreno con 51,12%.

En la segunda aparición de la noche, Lasso también estaba con su esposa. Había regresado de una gira por tres canales de televisión y había comenzado agradeciendo a los ecuatorianos por el triunfo y en la última terminó cuestionando los resultados que, cerca de las 20:00, se empezaron a conocer.

Volvió al hotel y se reunió con sus asesores en la suite del piso 10, donde había estado desde la tarde esperando los resultados. Dijo que cualquier estudiante de matemáticas o estadísticas podría demostrar fácilmente que una variación entre un ‘exit poll’ los resultados puede llegar hasta 1,5 y no “mañosamente” de 8 puntos como pretenden presentar.

Además, recordó que el 19 de febrero el CNE anunció que procesar la papeleta presidencial duraría cuatro días y anoche el sistema del CNE se apagó y luego los resultados pasaron del 20 al 90%.

El presidenciable le pidió a todos los ecuatorianos que no cayeran en provocaciones. “Tengamos cuidado con quienes a los visten con las camisetas de Creo. Hay que ir a las calles y decir no me robes el voto, porque queremos un cambio en el país”, dijo.

Lasso ratificaba así lo que minutos antes había anunciado Monge: no reconocerán ningún resultado.

Monge dijo que en la junta 8 de la parroquia San Francisco, en Ambato (Tungurahua) se “cambiaron los votos de Lasso a favor de Moreno”. “Estimados amigos, impugnen todo señores, ¿para qué?, para poder contrastar la información, para que Ecuador pueda saber la verdad”, anotó.

Y llamó a la militancia a salir a las calles y mantenerse vigilantes del proceso en el CNE, pero en paz. En diferentes provincias, las personas respondieron al llamado y hasta la medianoche se mantenían en vigilia cerca de las sedes del CNE. Aclaró que no se trataba de ser irresponsable sino de informar al país lo que estaba pasando.

El candidato informó que ya se había comunicado telefónicamente con el secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Diego Almagro, para denunciar el supuesto intento de fraude en el Ecuador.

Según Lasso, “han cruzado una línea y es pretender abusar de la voluntad popular. Vamos a defender la pretensión de un fraude y que desde ya sería un Gobierno ilegítimo en el Ecuador”.

¿Va a desconocer los resultados del CNE? “Yo no estoy desconociendo, lo está haciendo el pueblo ecuatoriano”, le respondió a EL COMERCIO cuando terminó la última intervención de seis minutos antes los medios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (40)
No (12)