8 de marzo de 2017 14:54

Guillermo Lasso denuncia ‘linchamiento mediático’ a su candidatura en los medios públicos e incautados

Guillermo Lasso recorrió este 8 de marzo la cooperativa Pablo Neruda, en el populoso Guasmo sur en Guayaquil. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Guillermo Lasso recorrió este 8 de marzo la cooperativa Pablo Neruda, en el populoso Guasmo sur en Guayaquil. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 34
Triste 6
Indiferente 9
Sorprendido 0
Contento 105
Mónica Mendoza

En la cooperativa Pablo Neruda, en el populoso Guasmo sur en Guayaquil, la gente estaba preparada para recibir a Guillermo Lasso. Las banderas blancas con los logos del movimiento Creo, los simpatizantes con camisetas y una camioneta con altoparlantes desde donde se alentaba la llegada del candidato presidencial.

A las 11:30 de este miércoles 8 de marzo del 2017, el ‘Lassomóvil’, la furgoneta que lo transporta llegó a la avenida Las Esclusas, a un costado de la parada central de la Metrovía. Lasso descendió del vehículo con su esposa María de Lourdes Alcívar para la primera caminata en Guayaquil, luego de las elecciones de primera vuelta el 19 de febrero pasado.

La cooperativa Pablo Neruda es uno de los asentamientos populares con alta presencia de población de origen esmeraldeña en Guayaquil. En las veredas de las calles estrechas había mujeres con sus niños en brazos y otros pequeños que preguntaban a qué hora llegaba. Luego, durante el recorrido los niños corrían a saludarlo y besarlo.

Marcia Caicedo, del movimiento Acuerdo Social por el Cambio, se ubicó junto a la pareja para la caminata. Ella con otras cinco líderes sociales y políticas habían desayunado con el candidato de la alianza Creo-SUMA por el Día de la Mujer y también estuvieron en el Guasmo. En los balcones estaban pancartas que saludaban a ‘Lasso presidente’ y a Marcia Caicedo, una dirigente popular afroecuatoriana y exvocal del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Antes de la caminata, Lasso le dijo a los periodistas que los medios de comunicación públicos y los incautados llevan adelante un ‘linchamiento mediático’ en contra de su candidatura. Añadió que es una demostración de que “están desesperados porque les vamos a ganar las elecciones el 2 de abril”. Eso en referencia a las publicaciones sobre su supuesta vinculación con el ‘feriado bancario’ de finales de los años 90 y a la marcha que se realizó este día en Quito.

Según el postulante, “es evidente cómo los medios públicos están haciendo un linchamiento mediático, se han dedicado a difamar nuestra candidatura por que estamos adelante. Utilizan los medios públicos, que se financian con dinero de los ecuatorianos, y que están al servicio de la dictadura de un partido, de Alianza País, y eso lo convierte en un acto no solo no ético, sino de corrupción”.

El candidato, que lidera la oposición en segunda vuelta frente al oficialista Lenín Moreno, señaló que no presentaría una denuncia ante la Fiscalía, sino que analiza hacerlo ante organismos internacionales.

Recordó que el actual Gobierno aprobó la Ley de Comunicación que establece la figura del ‘linchamiento mediático’. Esta norma prohíbe la difusión de información de manera directa o a través de terceros, de forma concertada y publicada reiterativamente a través de uno o más medios de comunicación con el propósito de desprestigiar a una persona natural o jurídica o reducir su credibilidad pública.

“Si la ley la hicieron ellos, la Superintendencia de Comunicación la controlan ellos, los medios los utilizan y controlan ellos, el Consejo Nacional Electoral es correísta, los tribunales provinciales electorales son correístas, los medios públicos están al servicio del correísmo y los incautados también; por lo tanto qué denuncia se puede presentar ante todo este aparataje de la dictadura de un partido político, ninguno”, dijo.

Mencionó que lo que queda es “seguir avanzando con esperanza hacia el cambio para recuperar la democracia y la libertad en el Ecuador, ese es el cambio para todos los ecuatorianos”.

Sobre el acto que promovió Alianza País en Quito para recordar el ‘feriado bancario’, Lasso dijo que es parte del linchamiento mediático y del uso perverso de un hecho doloroso de la historia económica del país en un símbolo de la política.

“Como no tienen nada contra mí, simplemente inventan infamia y como el pueblo ecuatoriano si tiene mucho contra ellos, tienen temor de perder el poder. Los corruptos de Odebrecht quieren seguir gobernando y eso no lo vamos a permitir, a los corruptos de Odebrecht hay que decirles claro, ‘fuera Correa, fuera”.

Con esa frase terminó su declaración y los simpatizantes comenzaron también a gritar ‘fuera Correa, fuera’. Así arrancó una caminata que duró hasta pasado el mediodía, con un intenso sol en estos días de invierno en Guayaquil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (58)
No (22)