18 de junio de 2016 00:00

Una guía para no perderse y disfrutar de las montañas

El Rucu Pichincha tiene una altitud de 4 698 metros. Para su ascenso hay dos senderos señalizados. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

El Rucu Pichincha tiene una altitud de 4 698 metros. Para su ascenso hay dos senderos señalizados. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Érika Guarachi

Se acaban las clases y muchas familias y grupos de amigos se alistan para salir de excursión a las montañas, una de las opciones habituales de los veranos capitalinos.

Las opciones son múltiples tanto dentro como fuera del Distrito. Sin embargo, es necesario seguir algunas recomendaciones para disfrutar al máximo de esta alternativa y evitar extraviarse.

En las últimas semanas y con cierta frecuencia se han escuchado de casos en los que nacionales y extranjeros se pierden cuando intentan ascender a las montañas. Hace apenas dos semanas tres jóvenes excursionistas fueron rescatados del Cayambe. Uno de ellos sufría de una lesión en la rodilla y dos presentaron ceguera temporal de montaña.

Desde enero del 2015 hasta mayo del 2016, al Ecu 911 le han reportado 71 emergencias de personas que se extraviaron en las montañas. Los rescates toman horas y los excursionistas suelen sufrir de hipotermia, deshidratación y otros padecimientos que pueden evitarse.

Christian Rivera, director del Centro de Operaciones de Emergencias (Coe-M), sugirió como primer punto el planificar la ruta que van a tomar.

Respetar los senderos y evitar abrir nuevas rutas es otra recomendación, en especial si se sube como aficionado y no se tiene mayor experticia.

La elección de ropa adecuada es otra de las recomendaciones. Para Rivera es imprescindible elegir un buen calzado, evitando los zapatos de lona porque cuando se mojan, los cuadros de hipotermia tienden a empeorar.

Los pantalones de jeans deben quedarse en casa. Esta prenda no debe usarse porque cuando se moja se vuelve pesada y es difícil de que se seque.

Ramiro Garrido, de la Asociación Ecuatoriana de Guías de Montaña y guía profesional, explica que antes de excursionar es necesario que el viajero haga un autoanálisis sincero de qué es capaz de hacer y qué no, en cuanto a un ascenso a la montaña. Si no posee resistencia y la caminata será larga, es mejor no ir.

Lo más importante en cuanto a equipamiento es protegerse de las condiciones climáticas del lugar al que van.

Otras sugerencias de Garrido y Rivera es ir acompañado de un guía experimentado y calificado cuando se desea ascender a montañas que tienen su nivel de complejidad.

Rivera aconseja portar un teléfono celular que tenga carga completa y llevar una batería adicional que puede ayudarle. Aunque se conoce que en las montañas no suele haber señal de celular, este dispositivo fue muy útil en el último rescate. Los expedicionarios lograron hacer una llamada al Ecu 911 para pedir ayuda y que les ayudaran a bajar de la montaña.

Es importante avisar en los refugios o controles de los parques la ruta, la hora de salida y la previsión del regreso.

En el 2015, la Secretaría de Gobernabilidad a través del Coe-M apoyó en ocho rescates en el Casitagua, Pululahua, Rucu Pichincha, Guagua Pichincha y el Pasochoa. Atendieron alrededor de 30 personas entre ecuatorianos y extranjeros. En lo que va del año han apoyado en cuatro rescates con 16 personas, en los mismos sitios.

El estar en contacto con la naturaleza, la aventura y compartir en familia o amigos son algunas de las motivaciones para subir a una montaña.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)