26 de July de 2009 00:00

Una guía básica para evitar la Ah1N1

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Organización Mundial de la Salud  cambió el 30  de abril el nombre de la gripe porcina a AH1N1, tras reconocer que el virus se está convirtiendo en humano. Su denominación inicia con ‘A’ porque es el grupo al que pertenece el virus y son los únicos que tienen potencial pandémico. Mientras que ‘H1N1’ es el apellido del mismo y tiene que ver con la forma y las mutaciones que ha sufrido el virus



5 FORMAS DE  CONTAGIO

Lave  sus manos con frecuencia. Use agua y jabón por  15 segundos. 
Evite el contacto  físico. No dé 
la mano ni salude con beso
a nadie.
Cúbrase la boca al estornudar con el ángulo interior del brazo. 
Ventile todos los lugares cerrados tanto en su casa como en la oficina.
Coma alimentos   y frutas. Es preferible no compartir
 cubiertos.Los síntomas  pueden variar según el estado físico de los pacientes. Éstos empeoran cuando los contagiados  tienen diabetes o enfermedades crónicas del pulmón, cardiacas o desnutrición.

En todo caso, debe tener presente que si tiene  fiebre, tos, dolor de garganta y ha viajado a otros países o ha tenido contacto con recién llegados debe  acudir  a examinarse.

El cansancio y la debilidad es uno de los síntomas importantes en esta gripe. El enfermo tiene decaimiento general y a veces el cansancio precede a los síntomas respiratorios. Igualmente el vómito es frecuente y la diarrea ocasional.

Asimismo hay otros síntomas que también corresponden a esta gripe pero que son usuales igualmente en la normal, como fiebre alta que en los niños puede alcanzar hasta 40 grados. En ambos casos también hay tos seca y cuando hay infecciones puede  presentarse flema verdosa.

Si desea más información puede llamar a la línea gratuita 1800 374 336. También es necesario que conozca que ahora le puede atender su médico de cabecera o un especialista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)